Crítica: Corazón de León

Guillermo Francella en "Corazon de león". Fuente: Wanda Visión

Guillermo Francella en “Corazon de león”. Fuente: Wanda Visión

Lo que nos cuenta el director argentino Marcos Carnevale en ‘Corazón de león’ es una historia de amor dónde los prejuicios de la sociedad tienen un papel protagonista. Si les digo que Ivana, una abogada estilosa, bella y profesional se enamora de León Godoy, un arquitecto inteligente, carismático, con don de gentes e ingenioso, todo perfecto. Pero si añado que Ivana casi llega al 1,70 centímetros de altura y que León siquiera sobrepasa el 1,36, entonces para algunos la cosa cambia.

La trama de la película se asienta en la paradoja de cómo una persona se enamora perdidamente de otra y cómo su estructura mental, producto de la sociedad en la cual ha ido evolucionando, y por lo tanto, repleta de ideas preconcebidas de lo que está bien o mal, lo que es normal o raro, le impide dar rienda suelta a su deseo y ser feliz.

 Julieta Díaz y Guillermo Francella en "Corazón de león". Fuente: Wanda Visión

Julieta Díaz y Guillermo Francella en “Corazón de león”. Fuente: Wanda Visión

Leyendo los dos párrafos anteriores diréis que el filme no dice nada nuevo y puede ser, ya vimos películas como ‘Amor ciego’ o ‘Gordos’ de Daniel Sánchez Arévalo, cuyos guiones giraban por estos derroteros. Pero lo que hace recomendable esta película es lo entrañable que puede llegar a ser y cómo sabe robarte unas cuantas carcajadas. Sin duda la sensibilidad del director tiene mucho que ver en ello, pero sobre todo la sobresaliente actuación de Guillermo Francella como León y Julieta Díaz como Ivana. Ambos llenan la película de talento y lo que es más importante para este tipo de cine, de realidad.

Mención aparte merece la maestría con la que consiguen hacernos creer que León Godoy no llega a los 1,40 cms. de altura, en realidad Francella mide 1,74. Ha sido un gran trabajo con cromas, superposiciones de imagen y quebraderos de cabeza varios los que han hecho posible que al salir del cine mucho nos preguntásemos si el protagonista realmente es bajito. La película es recomendable por múltiples razones, pero principalmente por ser un entretenido alegato a lo diferente.  Y recuerda: “la vida es una ocasión”.

Crítica: Barbacoa de amigos

Escena de "Barbacoa de amigos". Fuente: A Contracorriente Films

Escena de “Barbacoa de amigos”. Fuente: A Contracorriente Films

La película francesa ‘Barbacoa de amigos’, del director galo Eric Lavaine, es una comedia que alaba la amistad por encima de todo. Refleja con acierto los conflictos, envidias y desavenencias de cualquier grupo de amigos. La amistad vista como una auténtica familia. Para ello tiene que recurrir a los estereotipos en la descripción de los personajes. Podemos ver al amigo que se volvió triste, otro que introduce a su nueva pareja en el grupo, otro que oculta cosas e incluso un amigo de la infancia que no tuvo tanta fortuna en la vida.

Quizás la primera parte de la historia no deja de ser un tanto precipitada. El flashback del que se vale Lavaine para que conectemos con el mundo personal de Antoine, interpretado de manera  correcta por Lambert Wilson, no tiene la fuerza que justifique su recorrido posterior a lo largo de la película. Quizás por eso tenga que recurrir a un episodio tan adverso para hacer creíble el resto del filme.

Lambert Wilson en "Barbacoa de amigos". Fuente: A Contracorriente Films

Lambert Wilson en “Barbacoa de amigos”. Fuente: A Contracorriente Films

La comida es un personaje más y de vital importancia. Sirve de pretexto argumental para que los personajes se relacionen e interactúen en torno a la mesa. Esto permite ver lo mejor de este largometraje, que es la valentía de sus diálogos, donde los personajes se dicen lo que se tienen que decir sin remilgo alguno. Crear oposiciones entre los personajes y discrepancias es la clave que sustenta esta comedia francesa de una pandilla de amigos que ha tenido su época dorada, pero que ahora vive de los recuerdos de la juventud.

Pero ‘Barbacoa de amigos’ se deja ver. Tan solo su título evoca inmediatamente imágenes de amigos y familia, buen tiempo y vacaciones. Aplaudo la sencillez de la película. Seguro que pasan un buen rato delante de la pantalla. Y con los tiempos que corren ya es mucho pedir. Y también sirve para descubrir como es un “verdadero” amigo.

Crítica: Dos vidas

Juliane Kohler en "Dos vidas". Fuente: Karma Films

Juliane Kohler en “Dos vidas”. Fuente: Karma Films

Cuando terminé de ver la película ‘Dos vidas’, dirigida por Georg Maas y Judith Kaufmann, sentí una ligera decepción. Me había ilusionado con la idea de poder disfrutar de una historia que combinaba temas que imaginaba harían de la película una experiencia emocionante: Stasi, Nazis, Lebensborn, muro de Berlín. Desgraciadamente no fue así.

La película tiene sus raíces en la organización nazi Lebensborn, cuyo objetivo era expandir la raza aria ofreciendo ayuda a las esposas de militantes nazis o madres solteras, a la vez que administraba orfanatos y dirigía programas de adopción. Las atrocidades eran principalmente dos: niños nacidos bajo la protección del programa y que al no cumplir con los estándares arios tenían un final trágico;  y niños “racialmente buenos” de los países ocupados que eran secuestrados y enrolados en el programa de adopciones de Lebensnorn.

Julia Bache-Wiig y Liv Ullmann en "Dos vidas". Fuente: Karma Films

Julia Bache-Wiig y Liv Ullmann en “Dos vidas”. Fuente: Karma Films

La protagonista de la película, interpretada por Juliane Köhler, realiza una actuación muy creíble. Es una persona inmersa en la dicotomía de vivir una vida que realmente no le pertenece, pero que después de tanto tiempo cree suya, y, que bajo ningún concepto  quiere perder. La que hiciera de Eva Braun en ‘El hundimiento’ hace un buen papel, pero la película no acompaña.

Una relevante interpretación tiene Liv Ullmann, la que fuera musa y pareja de Ingmar Bergman, además de actriz, directora y guionista de amplia experiencia. Como madre ultrajada por el programa Lebensborn consigue transmitir la confusion que tiene su personaje, aunque poco más. Destacan terriblemente los demasiado numerosos y desconcertantes giros temporales de la película, que en ocasiones no consiguen transportarte al espacio temporal deseado, sino todo lo contrario e introducirte en la bruma atemporal de la trama a base de imágenes envejecidas digitalmente.

Pese a ser candidata al Oscar por Alemania, la película se encuentra a años luz de títulos como ‘La vida de los otros’, ‘Sophie Scholl’ o ‘Goodbye Lennin’. Es una pena que con ingredientes tan buenos no hubieran podido desarrollar una película más interesante. Se ha quedado en algo simplemente “pasable”.

Las críticas de cine más valoradas por nuestros lectores

crítico de cine

Seguro que habéis pensado en algún momento que los críticos de cine aceptamos sobornos de las distribuidoras para hablar bien de auténticos bodrios. ¿Y si cobramos, como auténticos trolls de internet, por hablar mal de las películas? Y puestos a elegir, que somos críticos pelotas que nunca decimos nada impopular, no vaya a ser que dejen de llamarnos y no podamos arramblar con los canapés en las fiestas de los estrenos. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Desde que se creó MacGuffin007 publicamos nuestras críticas de cine con total independencia con el único objetivo de orientarte a la hora de decidir que película ver.

Ahora que ya hemos superado el ecuador del año es el mejor momento para que leáis las 6 críticas de cine mejor valoradas por nuestros lectores. Se trata de seis magníficas películas que, si todavía no han visto, puedes disfrutarlas en cualquier plataforma de video on demand. Y recuerden que, si la crítica es mala igual os encanta la película, o, por el contrario, si decimos que es buena igual os puede aburrir soberanamente.

1. El lobo de Wall Street, enero 2014.

Leonardo DiCaprio en "El lobo de Wall Street". Fuente: Universal

Leonardo DiCaprio en “El lobo de Wall Street”. Fuente: Universal

“No acaba de tener la sutileza y riqueza de lo mejorcito de  Scorsese, pero hay que reconocer que es un filme muy estimulante. Una especie de grito depravado para oídos sordos.  Por cierto, insufrible las 506 veces que se dice una palabrota que en inglés comienza por F.”

 

2. Nebraska, febrero 2014.

Bruce Dern en "Nebraska". Fuente: Vértigo Films

Bruce Dern en “Nebraska”. Fuente: Vértigo Films

“La película recurre hábilmente al humor y al absurdo. Se llegan a presentar personajes secundarios al estilo de los hermanos Coen, pero con el toque realista que caracteriza a Payne. Y en el retrato de la América rural se asume la mirada pictórica de Edward Hopper.”

 

3. El gran Hotel Budapest, marzo 2014.

Ralph Fiennes sube en el ascensor de "El gran Hotel Budapest"

Ralph Fiennes sube en el ascensor de “El gran Hotel Budapest”

“Los acordes prodigiosos de la banda sonora de Alexandre Desplat nos evocan un mundo tan extraño pero cercano a la vez. Sin duda, un derroche de talento que nos devuelve la confianza en otra manera de hacer cine. Una inmersión cinematográfica profundamente placentera.”

 

4. Dallas Buyers Club, abril 2014.

Jennifer Garner y Matthew McConaughey en "Dallas Buyers Club"

Jennifer Garner y Matthew McConaughey en “Dallas Buyers Club”

“Estamos ante una película emotiva y sincera realizada de manera magistral. El resultado no puede ser más provocador. Ayudada por una fotografía sugerente que nos muestra a carne viva la dura realidad y también por el uso de efectos de sonido que nos conecta con el mundo interior del personaje.”

 

5. Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!, mayo 2014.

Guillaume Gallienne en "Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!" Fuente: A Contracorriente Films

Guillaume Gallienne en “Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!” Fuente: A Contracorriente Films

“Una cinta para reflexionar, pero que te hace reír. Y que ante todo deja un buen sabor de boca por su amable reivindicación de los traumas adolescentes y porque se aleja de las propuestas habituales que nos ofrece el cine últimamente.”

 

6. El desconocido del lago, junio 2014.

El desconocido del lago

“Pensar que estamos ante un “thriller erótico” demostraría una miopía cercana a la ceguera. De ningún modo una catalogación de ese tipo haría justicia a la complejidad de una historia franca, absolutamente sin inhibición y despojada de tabú alguno.”

Ahora, si me disculpas, tengo que escribir las últimas críticas de cine para el blog.

Pósters de cine en movimiento

posters gif

Hoy os mostramos 7 carteles de cine animados en formato GIF que rinden homenaje a películas de culto como ‘Drive’, ‘Skyfall’, ‘Pulp Fiction’, ‘Alien’, ‘Kill Bill’, ’2001: una odisea en el espacio’ y ‘El club de la lucha’. Quién sabe si esta técnica se empieza a poner de moda entre las distribuidoras de cine como manera de promocionar sus películas. Los llamados motion pósters se han popularizado rápidamente y muchas son las creaciones amateurs que se pueden encontrar en la red. ¡Que las disfruten!

¿Cuál es tu preferida? ¿Qué cartel de película versionarías en movimiento?