Concurso ‘La entrega’: te invitamos al preestreno en Madrid

Concurso La entrega

Con motivo del estreno en cines de la película ‘La entrega’ el próximo 26 de septiembre, desde MacGuffin007 y Sensacine, os ofrecemos la posibilidad de ver la peli antes que nadie.

Sorteamos 5 entradas dobles para el preestreno, el martes 23 de septiembre a las 19:30 horas, en los cines cines KINEPOLIS en Madrid.

Es muy sencillo participar en el concurso. Pasos a seguir:

  1.  Seguir a MacGuffin007 y Sensacine en Facebook.
  2.  Compartir este enlace en vuestro muro.
  3.  Dar a ‘me gusta’ en vuestro Facebook.
  4. Contestar en el blog (a través de este post), antes del 22 de septiembre, a la siguiente pregunta:

¿Cuál es el título y director de esta película de 2002?

Con los acordes de John Williams nos transporta al 2054, donde el futuro se puede predecir. Un espectáculo visual que impactó en su momento y que ya forma parte del selecto grupo de mejores películas de ciencia ficción.

¡ Mucha suerte a todos !

Los ganadores serán publicados el 22 de septiembre en Facebook

John le Carré y el cine

Le Carre y el cine

Llega a nuestras pantallas otra adaptación al cine de una novela del famoso escritor John le Carré, quién en realidad no es francés como su apellido sugiere, sino británico y cuyo verdadero nombre es David John Moore Cornwell. El autor, que ya cuenta con 82 años, es un gran especialista en relatos de suspense y espionaje, probablemente debido a su experiencia como parte del cuerpo diplomático británico.

Como decíamos, esta no es la primera vez que una novela del británico Le Carré llega a las carteleras de cine. Se trata de la novena ocasión en que esto sucede, y coloca al autor en la selecta lista de escritores más adaptados al cine junto a Stephen king, John Grisham o Patricia Highsmith, entre otros. Las adaptaciones al cine comenzaron en 1965 con ‘El espía que surgió del frío’. Justo un año después se llevaba al cine ‘Llamada para el muerto’, dirigida por Sidney Lumet. En 1969 se estrenaba ‘El espejo de los espías’ con un joven Anthony Hopkins.

Tuvieron que pasar 15 años, en concreto hasta 1984, para poder ver una nueva  adaptación de Le Carré a la pantalla grande. En esta ocasión, la protagonizaba Diane Keaton y se llamó ‘La chica del tambor’. Pocos años después, en 1990, vimos a Sean Connery y Michelle Pfeiffer protagonizando ‘La casa Rusia’. Esta lista continúa en 2001 con ‘El sastre de Panamá,’ para dar paso a las que, quizás, pueden considerarse las adaptaciones hasta el momento más exitosas: ‘El jardinero fiel’ (2005) con Ralph Fiennes como protagonista y ‘El topo’ estrenada en 2011 con Gary Oldman.

Ahora le ha tocado el turno a la novela publicada en 2008 bajo el nombre ‘El hombre más buscado’, título respetado para la versión cinematográfica de la historia. Protagonizada por un magnífico Philip Seymour Hoffman interpretando a un traumatizado, vil, pero brillante espía alemán. Se trata de una película basada en una trama de espionaje relacionada con el trauma y los prejuicios que dejaron los atentados del 11-S en el mundo occidental, y de cómo varias organizaciones de inteligencia tratan de crear un mundo más seguro en una suerte de negociaciones, intrigas y traiciones entre ellas.

Sin duda, aconsejamos ver la película, sobre todo a los amantes del género de espionaje. El largometraje durante los primeros veinte minutos es demasiado lento, pero poco después despierta el interes del espectador de buena manera. Es un film de calidad firmado por un elenco de actores realmente interesante. Conmueve ver en otra excelente actuación a Philip Seymor Hoffman poco tiempo antes de su fallecimiento. ¡Que gran pérdida para el cine! Se fue demasiado pronto y ya se le empieza a echar de menos.

El atrezzo en “El apartamento” de Billy Wilder

El apartamento de Billy Wilder

‘El apartamento’ de Billy Wilder es una de mis películas fetiche. Quizás porque estoy más cerca de esa generación que añora las grandes comedias americanas de antaño. Lo cierto es que hace unos años tuve el placer de poder verla en versión original en la pantalla grande del maravilloso y entrañable “Pequeño Cine Estudio” de Madrid. ‘El apartamento’, con su blanco y negro impecable, sus decorados fantásticos en su anodina cotidianidad y sus diálogos perfectos, es sin duda uno de los títulos más importantes del cine americano y por el que siento auténtica adoración.

¿Es una película de amor o es una comedia melodramática? Es indiferente porque lo más importante aquí son los personajes, Baxter y Fran o, lo que es lo mismo, Jack Lemmon y Shirley MacLaine, perfectos en su encarnación de americanos de clase media. Como individuos sin nombre en medio de una masa, Lemmon consigue uno de sus mejores papeles, y MacLaine logra emocionar. Pero Fran y Baxter están más rodeados de cosas que de gentes.

La escenografía, en concreto los objetos (en el argot atrezzo), son fundamentales en esta película. Para Baxter, el teléfono, la máquina de calcular o los kleenex son elementos que aportan una información suplementaria a su personaje. El teléfono es el instrumento para arreglar sus compromisos de alquiler; los kleenex nos dicen que Baxter se pasa muchas horas en las frías, inhóspitas y sucias calles de Nueva York; la máquina de calcular es la representación de la vida de Baxter, obsesionado por las estadísticas que dominan su horizonte profesional.

Pero también son importantes los objetos en la casa. La televisión, único interlocutor posible para Baxter, que ve sus conversaciones interrumpidas por una publicidad agobiante; la raqueta de tenis, que utilizada como colador demuestra su indefensión; los muebles de cocina que pueden ser amigos o enémigos, como la botella de champán que confunde su descorchamiento con un disparo. Sin embargo, el elemento más importante de todos los que le rodean son las llaves. Las llaves de su apartamento simbolizan su esclavitud y su humillación; las llaves del lavabo de los jefes significan su degradación como persona. El gesto de darle estas llaves a Sheldrake el día de Noche Vieja, en lugar de las del apartamento, es la prueba de su liberación como esclavo y su dignificación como persona.

Shirley MacLaine y Jack Lemmon en "El Apartamento" de Billy Wilder

Shirley MacLaine y Jack Lemmon en “El Apartamento” de Billy Wilder

Película de obligado visionado, de obligada revisión y de obligado estudio. Es un ejemplo único de cómo debe ser concebido, escrito y realizado un guión. Toda una lección de cine del maestro Billy Wilder.

Woody Allen, Bergman y September

Mia Farrow en September

Toda la escasa acción que transcurre en ‘September’ de Woody Allen se condensa en una casa de campo y en las horas finales de los últimos días de vacaciones. Seis personas, con una vida claramente situada al margen del espacio físico que comparten en ese estival agosto, esperan, entre la angustia y el flirteo, el fin de un periodo que, como siempre ocurre con las vacaciones, resulta un paréntesis abierto.

Cuatro de ellas mantienen intereses distintos entre sí. Mientras el profesor de francés Denholm Elliott suspira de amor por la insegura Mia Farrow, esta última está enamorada de San Waterston, quien a su vez ama a Dianne Wiest, amiga de la Farrow. Así planteada, la película se diría que surge de un universo privado al estilo Ingmar Bergman.

September de Woody Allen

Hay la mirada tierna  y ansiosa que contempla como el verano se escapa, como en ‘Juego de verano’. El mismo amor, no exento de ironía y hasta, por momentos, distanciamiento, que suele mostrar Bergman por sus criaturas y un igual respeto por la forma y los intérpretes. Y, como en tantas películas del sueco, también hay un interés por diseccionar los comportamientos de unos seres que, en el fondo, son solo víctimas de sus debilidades, su mediocridad o sus temores.

‘September’ no deja ser una de las películas mejor construidas por Woody Allen. Destaca un guión hábilmente escrito, con unos diálogos soberbios y, sobre todo, una maestría para repartir el protagonismo entre sus seis personajes. Y sin descuidar la parte formal, que resulta irreprochable.

La influencia de Bergman en el cine es enorme. Aquí les dejamos con un gráfico de 21 directores de cine de talla mundial que han sido partícipes del legado del director sueco. Están entre otros, Spielberg, Scorsese, Ang Lee, Stanley Kubrick y nuestro Pedro Almodóvar.

Directores de cine influenciados por Ingmar Bergman

Directores de cine influenciados por Ingmar Bergman

Crítica: El Niño

Luís Tosar y Eduard Fernández en "El Niño". Fuente: Fox

Luís Tosar y Eduard Fernández en “El Niño”. Fuente: Fox

El director Daniel Monzón, pasados ya casi cinco años del estreno de ‘Celda 211′, vuelve a dar en la diana del éxito con ‘El Niño’. Firmando de nuevo el guión junto a Jorge Guerricaechevarría consigue crear una película con una trama robusta y creíble, que junto a una acción trepidante, que nada tiene que envidiar a los mejores films de acción americanos, consigue mantener expectante al espectador en su butaca deseando saber que suerte correrán los protagonistas en las siguientes escenas.

‘El Niño’ va un poco más allá a lo que estamos acostumbrados en cintas de este género. Hay algo más que la típica banda de narcotraficantes, pareja de policías vehementes y un traidor o un error que permite a los cuerpos de la ley acabar con el delito y encerrar a los malos. En este film vemos una historia original que cuenta con elementos inesperados.

Las escenas de acción están increíblemente logradas, con sentido, realistas y sobre todo excitantes. Nos referimos sobretodo a los planos donde la lanchas motoras y los helicópteros se baten en duelo a velocidades endiabladas y con quiebros y giros imposibles en un supuesto Estrecho de Gibraltar. Un trabajo de montaje sobresaliente, donde la música del tres veces ganador del Goya, Roque Baños, ayuda al logro.

Jesus Castro en "El Niño". Fuente: Fox

Jesus Castro en “El Niño”. Fuente: Fox

Luis Tosar vuelve a estar como nos tiene acostumbrados: simplemente espectacular. Nos encanta el magnífico reparto que ha conseguido Monzón para esta película. Porque contar con Tosar, Eduard Fernández y Sergi López genera unas grandes expectativas que, por otro lado, afortunadamente se ven cumplidas.

Sin embargo, Jesús Castro, “el niño”, simplemente está correcto y evidencia su inexperiencia. Meriem Bachir, Saed Chatiby y el propio Castro podrían dar muchas satisfacciones en el futuro una vez cojan tablas. Experiencia que ya se evidencia en los jóvenes Bárbara Lenni y Jesús Carroza.

Sin duda alguna recomendamos esta película para aquellos que les gusta el cine de acción y el thriller policíaco bien dirigido y nada presuntuoso. Cine comercial formalmente impecable que hará las delicias del espectador.