¿Qué fue de Baby Jane? (1962), Robert Aldrich

Dos estrellas infantiles de Hollywood ahora ya maduras, las hermanas Jane (Bette Davis) y Blanche Hudson (Joan Crawford), han tenido diferentes trayectorias artí­sticas. Mientras la primera al crecer fue olvidada por el público, la segunda consiguió labrarse una exitosa carrera. Tras un misterioso accidente de coche, Blanche queda postrada en una silla de ruedas al cuidado de su hermana Jane. Las dos actrices viven ahora retiradas el final de sus vidas, complaciéndose la una en atormentar a la otra, inválida.

Resulta difí­cil imaginar un encuentro de estrellas más abrumador. Davis y Crawford juntas compartiendo escenario por primera vez en papeles hechos a su medida. What Ever Happened to Baby Jane?’ (1962), dirigido por Robert Aldrich, es una de las mejores muestras de terror psicológico de todos los tiempos. Una obra maestra a la que el paso del tiempo no ha restado ni un ápice de su poder perturbador. Una pelí­cula antológica que se mantiene viva después de cincuenta años, lo que es un signo evidente de su condición definitiva de clásico inmortal.

Aldrich procuró conservar cierta independencia en su cine durante los años 50 y 60, y se convirtió en uno de los creadores que supo plasmar con mayor contundencia  la violencia y la inmoralidad en la gran pantalla. Baby Jane es una tragicomedia crí­tica con el viejo star-system de Hollywood, utilizando para ello a dos devaluadas divas de cine que trasladaron su mutuo odio y hostilidad de la vida real al propio plató, logrando así traspasar la pantalla para afectar directamente al espectador.

Nunca antes habíamos visto una relación tan despiadada entre personajes. Davis roza el histrionismo, pero  logra conceder realismo y credibilidad a situaciones difí­ciles de creer. Se trata de una obra a la que nada falta y nada sobra, un filme absolutamente magistral en su puesta en escena, guión, interpretación y ritmo. Nunca odiamos más a un personaje como a la indescriptible Baby Jane que tortura sin piedad a su angelical hermana.

Es difí­cil encontrar filmes de terror que provoquen mayor inquietud y desasosiego sin recurrir a artificios innecesarios, aunque sí­ arriesgando y mostrando escenas tremendamente crueles e inusuales para la época. Con todo, Aldrich no pretende asfixiar al espectador y le ofrece momentos de respiro protagonizados por el cómico pianista y su excéntrica madre, que otorgan a la pelí­cula un peculiar tono en el que se dan cita lo escalofriante con lo humorístico, aunque como dirí­a David Mamet, las apariencias engañan, nada es lo que parece.

‘¿Qué fue de Baby Jane?’ es un brillante ejercicio de introspección sobre el sentido de la fama,  los celos, el egoí­smo, la avaricia, lo efí­mero del éxito, la caí­da de los mitos y hasta qué límites podemos llegar los seres humanos, incluso hasta el más dulce e inocente de los mortales. Es una reflexión sobre la propia existencia personal y profesional mediante una atrayente historia llena de crueldad, suspense, lirismo, terror psicológico y humor negro, conducida sabiamente por la batuta del gran Robert Aldrich.

About these ads

One comment

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s