Costa-Gavras

Guionistas de cine que se plagian a si mismos

Jessica Lange en ‘Music box’ (1989) y Glenn Close en ‘Al filo de la sospecha’ (1985)

Desde hace mucho tiempo los guionistas y productores yanquis han buscado inspiración en las obras cinematográficas europeas. Pero otros directamente se plagian a sí mismos. Este fue el caso del guionista Joe Eszterhaz con ‘La caja de música’ (1989), dirigida por Costa Gavras, con Jessica Lange, y ‘Al filo de la sospecha’ (1985) con Glenn Close, que dirigió Richard Marquand.

En ‘La caja de música’ una joven abogada defiende a su padre acusado de crímenes cometidos durante la guerra, y desmontando prueba tras prueba, una caja de música con fotos acusadoras viene a probar su culpabilidad. En ‘Al filo de la sospecha’ una joven abogada defiende a su amante acusado de crimen contra su esposa, y desmontando prueba tras prueba, una máquina de escribir viene a demostrar sus culpabilidad.

El guionista Joe Eszterhaz

Joe Eszterhaz, autor de guiones como ‘Instinto básico’

Si cambiamos la esposa por un padre, un crimen conyugal por crímenes de guerra y una maquina de escribir por una caja de música para demostrar la culpabilidad, ya tenía Joe Eszterhaz reescrito el guión cuatro años después.

¿Plagio, inspiración, fórmulas cinematográficas que funcionan o simplemente falta de ideas?  ¿Qué otros casos conoces?

Desaparecido (1982), Constantin Costa-Gavras

Un joven e idealista periodista norteamericano desaparece de su domicilio en Santiago de Chile tras el golpe de Estado de Pinochet. Su mujer (Sissy Spacek) y su padre (Jack Lemmon) que se trasladan allí desde los Estados Unidos intentan averiguar su paradero y vivirán una auténtica odisea recorriendo las instituciones diplomáticas norteamericanas y tropezando con infinitas trabas burocráticas.

Estos días se han celebrado los 30 años de ‘E.T.’ o ‘Blade Runner’, pero no queríamos dejar pasar por alto el treinta aniversario de una gran película como ‘Missing’ de Constantin Costa-Gavras. El filme transcurre durante los dí­as posteriores al Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 donde el gobierno del Presidente Allende es derrocado por las fuerzas armadas encabezadas por el general Pinochet. Durante ese día a Charles Horman (John Chea) y Terry Symon (Melanie Mayron), una pareja de amigos norteamericanos que se encuentran en Viña del Mar, les sorprende el movimiento de tropas y el golpe de estado dejándolos incomunicados y sin posibilidad de volver a la capital.

Lo fundamental de esta película es la historia que tiene detrás, una historia que avanza al mismo ritmo que los acontecimientos que asolaron Chile. El personaje de Jack Lemmon cumple esa máxima de que para que un personaje valga la pena tiene que cambiar y tiene que apreciarse ese cambio. La pelí­cula es apasionante precisamente por ello, por la transformación de ese personaje de clase media alta, votante (seguramente) republicano, al que le sale un hijo bohemio y rojillo. La tirantez entre Spacek (su nuera) y Lemmon va relajándose a medida que Lemmon se da cuenta de que aquello que él consideraba impensable ha ocurrido.

Posiblemente llega a la cumbre del cine polí­tico, duro y directo, pero a la vez emotivo y con una cercaní­a que provoca aún más indignación en el espectador. Y aunque este tipo de pelí­culas no creo que deban calificarse en función de su estricta calidad cinematográfica siempre es de agradecer que se concentren ambas cosas: auténtico cine y denuncia. El resultado así­ es mucho más efectivo.

La Caja de Música (1989), Constantin Costa-Gavras

Music Box’ (1989) del director de cine helénico Costa-Gavras nos muestra como Jessica Lange se transforma en la hija de un nazi que tendrá que afrontar un problema ambiguo, la de defender a su propio padre por una acusación de crímenes de guerra. En el filme se entremezclan sus sentimientos con su ética profesional. Ésto hace que la película resulte brillante, a pesar de lo reiterativo que nos parece el juicio, y que gracias a la genialidad de su director, obtenga una estructura emocional que conecta con lo más íntimo de cada espectador. Su padre, esa bestia humana, que otrora cometió esos horrendos crímenes, buscó refugio en Estados Unidos, para poder encubrir su verdadera personalidad.

El cariño que da a sus hijos y a su querido nieto sólo es la cortina de humo que le proporciona la inmunidad suficiente para seguir viviendo apaciblemente. El título del fime, ‘La caja de música’ desvelará con una transparencia cristalina una cruda realidad que no llegara  a asumir su hija. Película post muro de Berlín y ganadora del Oso de oro de la Berlinale.

Hablando de tramas de criminales nazis no podemos dejar pasar por alto el último trabajo del director John Madden, “La Deuda”. La trama se sitúa en los años sesenta, cuando tres jóvenes agentes de los servicios de inteligencia de Israel capturan y matan a un importante criminal de guerra nazi, para treinta años después, descubrir que misteriosamente está vivo. Thriller de espionaje que dignifica el género. Con un guión excelente que marca adecuadamente los tiempos narrativos, y que nos va dosificando la información. Magistral interpretación de Helen Mirren en una átmósfera muy bien recreada.