La 44º edición del Festival de Sitges nos ha deparado una de sus grandes sorpresas, ‘The yellow sea‘, segunda película del surcoreano Na Hong-jin (‘The chaser’). Estamos ante un magnífico thriller planificado a partir de la peripecia de un falso culpable. ‘The yellow sea’ añade un sentido de la tensión, la acción y la violencia que dejan literalmente sin habla. Recibida con cálidos aplausos, la película narra la historia de un taxista coreano emigrado a China acuciado por las deudas y que acabará aceptando el encargo de asesinar a un hombre de negocios en Seúl.

El cineasta Na Hong-jin, que ya triunfó en Sitges hace tres años con The chaser’, comentó en rueda de prensa que la película empezó siendo «muy pequeña», a partir de emociones suyas, pero al poco tiempo inició una exhaustiva investigación «para conocer cómo vivían y sentían los denominados ‘chinos coreanos’ sobre los que versa el filme.’The yellow sea‘, que ya fue elogiada ruidosamente en el pasado Festival de Cannes, donde fue proyectada en la sección Un Certain Regard, se distribuirá próximamente en una veintena de países.

Otra muestra del buen cine surcoreano que llega a España desde que en 2003 nos quedáramos maravillados con una de las obras maestras del país asiático, ‘Oldboy‘.