Crítica: Grupo 7


Joaquin Nuñez, Mario Casas y Jose Manuel Poga en Grupo 7

En un reciente pase para blogueros pude ver y también disfrutar de  ‘Grupo 7’, la última película de Alberto Rodríguez (‘7 vírgenes’).  Clasificada por el Festival de Tribeca como un cocktail de acción, crimen, drogas, cine negro y sexo, la película va más allá y nos hace un descarnado retrato social con tintes policiacos. Su director sabe explorar los límites del género y no cae en el cliché. Cuenta con un guión sólido que aguanta hasta un comienzo poco atractivo. Se trata de hechos reales  inspirados en un  sumario judicial.

Grupo 7‘ es un comando antivicio sevillano, que antes de la Expo’92 limpia las calles de drogas y prostitución.  La ambientación de finales de los 80 está muy lograda, no solo por el vestuario y la dirección artística, sino por una figuración (con frase o sin ella) que te retrotrae a la década.

Grupo 7
Antonio de la Torre en «Grupo 7 » dirigida por Alberto Rodríguez

Antonio de la Torre, en un registro interpretativo nuevo para él, consigue estremecernos como policía cruel y corrupto. Que me perdone  Mario Casas, pero su papel no me convence, aunque su ingente manada de fans acudirá al cine solo por verle.  Ante todo estamos ante una peli de secundarios, desde Joaquín Nuñez (su primera película) en el papel de Mateo, Estefanía de los Santos interpretando a La Caoba, una prostituta que bien parece sacada de ‘Todo sobre mi madre’ y como no, un espléndido Julián Villagrán convertido en un auténtico yonki. Todos ellos contribuyen a que la cinta tenga una atmósfera única y que difícilmente pasa desapercibida.

‘Grupo 7’ es la primera revelación del cine español en lo que va de año y la apuesta para las vacaciones de semana santa, ya que se estrena el próximo 4 de abril. Como ya contamos desde MacGuffin007 el filme ha sido seleccionado por el Festival de Tribeca en la sección de ‘World narrative’, que se celebrará desde el 18 al 29 de abril en Nueva York.

Unit 7’ como se ha traducido para el certamen debutará el 20 de abril a las 5.30 de la tarde. Les deseamos toda la suerte del mundo y compartimos con ellos el triunfo que supone estar en Tribeca.

Previous To Rome With Love suena mejor para Woody Allen
Next Psicosis termina con la muerte de Marion

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *