Judi Dench encabeza un reparto lleno de estrellas en ‘El exótico Hotel Marigold’, una comedia de las llamadas dulces de John Madden (‘Shakespeare in love’). Sorprende ver juntos a viejos personajes de la escena inglesa en el cine reciente. En total tenemos siete protagonistas, todos jubilados y cada uno con su historia vital. Estos ancianos británicos han tomado una decisión audaz: pasar sus últimos años en el hotel Marigold, ignorando que se trata de un lugar en mal estado y caótico en Jaipur.

La película es un vivo retrato de la vieja Inglaterra y cada personaje representa algún rasgo de la idiosincrasia británica. Hay secretos, mentiras y descubrimientos, así como alguna que otra moraleja. Nunca es tarde para aprender lecciones de la vida en el cine. Es una película de relaciones con un espacio que les une, al estilo de ‘Los amigos de Peter’ de Kenneth Branagh.

Judi Dench

Judi Dench en «El exótico Hotel Marigold»

A su vez, descubrimos una India de matrimonios arreglados, con un sistema de castas y de una gran pobreza, eso sí, todo filtrado por los ojos de un cineasta inglés de la exmetrópoli. A pesar de ello deja ver la luz de una India exuberante y espiritual. La atención divaga por momentos y tenemos la sensación de estar pendiente de muchos personajes a la vez. Si prescindiéramos de alguna historia fluiría mejor el resto, y la tensión de la película tendría un pulso más adecuado.

El gerente del hotel,  Sonny Kapoor (Dev Patel en ‘Slumdog Millionaire’) es el exceso personificado, y el empuje principal de la trama. No creo que la película se dirija a un espectador determinado, o de cierta edad, las preocupaciones y las miserias de las que nos hacen partícipes son tan humanas que fácilmente nos identificamos con ellas. En fin, contar con tan buenos actores por sí solo no hace una gran película, y ciertamente no lo es, pero es amable, entretenida por momentos y honesta.