El arte de los títulos de crédito en las películas se está convirtiendo en un oficio  cada vez más perdido, aparte de algunas películas (James Bond) y de ciertos directores como Steven Spielberg, David Fincher y Jason Reitman, que siempre prestan especial atención a sus secuencias de crédito, se echa de menos el buen hacer de artistas como Saul Bass. Se cumplen 16 años de su muerte pero seguimos disfrutando de su genialidad.

Bass fue un diseñador gráfico del Bronx que se fue al Oeste en los años 40 y comenzó a trabajar en las promociones de películas. Trabajó con Otto Preminger, con el que colaboraría durante veinte años. Diseñó créditos y carteles para cineastas de la talla de Stanley Kubrick, Alfred Hitchcock y Martin Scorsese, a menudo en un estilo reconocible que hoy en día es fuente de inspiración de muchos diseñadores, solo basta echar  un vistazo a los créditos de ‘Catch Me If You Can’ o ‘Mad Men’ si no me creen.

Selecciono ocho de sus mejores obras, que pueden ver a continuación. Fue una elección casi imposible. Entre las grandes películas y títulos que quedan fuera están ‘Psycho’, ‘North By Northwest’, ‘Espartaco’ y su trabajo no acreditado en ‘Alien’, pero uno tiene que trazar la línea en alguna parte. Desde Macguffin007 un pequeño tributo a este original maestro del diseño.

El hombre del brazo de oro (Otto Preminger, 1955)

La vuelta al mundo en 80 días (Michael Anderson, 1956)

Vertigo (Alfred Hitchcock, 1958)

Anatomía de un asesinato (Otto Preminger, 1959)

La cuadrilla de los once (Lewis Milestone, 1960)

West Side Story (Robert Wise y Jerome Robbins, 1961)

Plan diabólico (John Frankenheimer, 1966)

La edad de la inocencia (Martin Scorsese, 1993)

 

Si te han gustado los créditos de Saul Bass y te has quedado con ganas de ver más créditos cinematográficos te invito a que visites la web ‘Forget the Film, Watch the Titles‘.