‘Los becarios’ es una comedia disparatada que ahonda en las carencias tecnológicas y emocionales que enfrentan a dos generaciones: los dinosaurios analógicos y los nativos digitales. Detrás del conflicto de ‘Los Becarios’ late el  “nuevo sueño americano”, donde no solo puedes llegar a conseguir lo que te propongas sino que encima mejorarás la vida de los demás. Es un sueño reservado solo para una casta intelectualmente elitista. Una especie de “elegidos”.

Pero no se lleven a engaños porque este american dream” tecnológico solo incluye a personajes como Billy y Nick en la ficción cinematográfica. Y es precisamente aquí donde reside parte de la gracia, ya que la  otra está reservada a Vince Vaughn y Owen Wilson. Esta gamberra pareja cinematográfica  consigue amenizar, entre payasadas y risas, las casi dos horas de metraje.

Los Becarios

Escena de «Los Becarios»

‘Los Becarios’ no es una película pretenciosa y por eso mismo se le perdona el derroche de  minutos en evangelizar al gigante de Mountain View y a mostrar sin pudor alguno un desvergonzado “product placement” de manera integral. Hay que decir que tan sólo algunas partes de las prácticas fueron filmadas en las oficinas centrales de Google, ya que la mayor parte de la ambientación fue recreada en el Instituto de Tecnología de Georgia.

Aunque ya sabemos que Google es el motor de búsqueda con más caballos de potencia en el mundo, el filme se encarga de recordárnoslo una y otra vez. Termina la película y solo puedes gritar enloquecido: ¡Google es genial! Y llegados a este punto: ¿para cuándo una película de Bing? En fin, las comedias ligeritas son para el verano…