Guionistas de cine que se plagian a si mismos


Joe Eszterhaz

Desde hace mucho tiempo los guionistas y productores yanquis han buscado inspiración en las obras cinematográficas europeas. Se nos viene a la cabeza la adaptación de ‘Abre los ojos’ de Amenábar, cuyo título en Estados Unidos fue ‘Vanilla Sky’. Pero otros directamente se plagian a sí mismos. Este fue el caso del guionista Joe Eszterhaz con ‘La caja de música’ (1989), dirigida por Costa Gavras, con Jessica Lange, y ‘Al filo de la sospecha’ (1985) con Glenn Close, que dirigió Richard Marquand.

En ‘La caja de música’ una joven abogada defiende a su padre acusado de crímenes cometidos durante la guerra, y desmontando prueba tras prueba, una caja de música con fotos acusadoras viene a probar su culpabilidad. En ‘Al filo de la sospecha’ una joven abogada defiende a su amante acusado de crimen contra su esposa, y desmontando prueba tras prueba, una máquina de escribir viene a demostrar sus culpabilidad.

Si cambiamos la esposa por un padre, un crimen conyugal por crímenes de guerra y una maquina de escribir por una caja de música para demostrar la culpabilidad, ya tenía Joe Eszterhaz reescrito el guión cuatro años después.

¿Plagio, inspiración, fórmulas cinematográficas que funcionan o simplemente falta de ideas?  ¿Qué otros casos conoces?

Artículo anterior Crítica: La mejor oferta
Próximo artículo Las mejores escuelas de cine del mundo

Todavía sin comentarios

Déjanos tu opinión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *