Crítica: Romeos


Romeos

El cine ha sabido reflejar la transexualidad desde muchos puntos de vista y de manera brillante con títulos como ‘Boys Don’t Cry’, ‘Hedwig and the Angry Inch’ o la más reciente ‘Transamerica’. Pero en Romeos, la directora alemana Sabine Bernardi, nos depara una bella película sobre el amor, la amistad y el despertar sexual que se atreve a dar un punto de vista inusual sobre los transgénero, tal y como lo habíamos visto hasta ahora.

‘Romeos’ se vale de la comedia para cuestionar el pensamiento convencional sobre los roles, pero también del drama para enfatizar, sin victimismo alguno, en la angustia que sufren en soledad. El juego de identidades nos involucra emocionalmente y enfatizamos con los deseos y la necesidad de Lukas, interpretado por Rick Okon, de ser feliz como persona. ‘Romeos’ es una historia de amor divertida no exenta de activismo.

Rick Okon interpreta a Lukas, un veinteañero transgénero. Fuente: Sherlock Films
Rick Okon interpreta a Lukas, un veinteañero transgénero. Fuente: Sherlock Films

Una emotiva película, que conmueve por su honestidad e inteligencia. Un guión que sabe sortear con magistral acierto la tentación de estereotipar a los personajes y que sorprende por la frescura de sus diálogos. Una fotografía al servicio de una estética embriagadora. En definitiva, un brillante experimento cinematográfico dotado de un guión ejemplar, y, sobre todo, un verdadero elogio a la diferencia. ¿Cómo querer a alguien si no muestras quién eres?

Previous Crítica: Guerra Mundial Z
Next Demuestra lo que sabes de cine

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *