Crítica: Isla bonita


Fernando Colomo y Olivia Delcán en Isla bonita

Isla bonita‘ dirigida por Fernando Colomo es la comedia ideal para pasar un buen rato. Una película sin pretensiones que consigue ser simpática e imbuirte en una atmósfera estival de ensueño. El director madrileño, que comenzara en el año 1978 con el largometraje ‘Tigres de papel‘, lleva casi 40 años dando guerra en el panorama cinéfilo español aportando comedias exitosas como la maravillosa ‘Bajarse al Moro’. Su experiencia y madurez se nota en esta película, que a pesar de su bajo presupuesto consigue contarnos de manera muy acertada y con mucha frescura la historia de Fer, interpretada por el propio Colomo.

La película recrea un escenario mediterráneo idílico enclavado en la isla de Menorca donde prevalece el sosiego, la tranquilidad, el respeto a la diferencia, la libertad, la creatividad y la sensibilidad. Ahí es nada. Afortunadamente no viene acompañado de una exagerada concatenación de imágenes paradisiacas de la isla, lo que la convertiría en una película demasiado artificial y edulcorada. La fotografía y localizaciones reflejan con naturalidad la belleza de la isla, pero no hacen uso excesivo de la misma.

Olivia Delcan y Tim Betterman en Isla bonita
Olivia Delcan y Tim Betterman en «Isla bonita». Fuente: Surtsey Films

Pese a este planteamiento bastante naif, la película entretiene por lo cómico de sus diálogos y lo simpático de sus personajes. Interesantes espíritus bohemios de los que ya pocos quedan, donde destacan Olivia Delcán por su naturalidad y desparpajo y, sobretodo, Fernando Colomo que se construye un papel tipo Woody Allen ibérico bastante gracioso y bien traído (está sublime).

Lo único que se le puede reprochar es que se apropien del sobrenombre de ‘Isla bonita’. Menorca sin duda alguna es una joya mediterránea con una belleza natural inigualable, pero la isla que siempre ha sido conocida con el sobrenombre de ‘Isla bonita’ es La Palma, la maravillosa isla del archipiélago canario.

Artículo anterior 7 grandes películas para comenzar el año de cine
Próximo artículo Las vacaciones del señor Hulot, la comedia de Jacques Tati que renovó el género

Sin comentarios

Déjanos tu opinión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *