Crítica: El novato


El novato dirigida por Rudi Rosenberg

El novato‘, la película ganadora en la sección Nuevos Directores en la pasada edición del Festival de San Sebastián llega hoy a la cartelera española. Para los que tuvimos ocasión de verla allí, resultó sin duda un soplo de aire fresco muy necesario entre tanta película intensa. Tras un segundo visionado, reafirmo que estamos ante una comedia fresca, ligera y recomendable para todo los públicos.

Desde el principio ‘El novato’ deja muy claro su condición de comedia de entretenimiento, y nunca aspira a ser nada más. Sin embargo, lo admirable es que sí que consigue ir más allá de la mera diversión. Rudi Rosenberg, el director de la cinta, afirmó que hay mucho de él en cada uno de los personajes que aparecen en la película, así como que parte del argumento estaba basado en experiencias personales.

La película nos presenta a Benoit, un adolescente de catorce años que deja el campo para mudarse a París, y al que no le resultará fácil adaptarse en el colegio y encontrar un grupo de amigos con los que encajar. Afortunadamente la llegada de Johanna, una nueva compañera sueca, le ayudará a integrarse y se dará cuenta cuáles son los amigos que realmente merecen la pena.

El novato de Rudi Rosenberg
Johanna Lindstedt y Réphaël Ghrenassia en “El novato”. Fuente: Karma Films

El novato’ trata sobre un tema con el que todo el mundo puede empatizar de una forma u otra, ya que en cualquier ambiente, cuando llegamos nuevos a algún sitio lo que queremos es encontrar nuestro hueco. Quizá el gran acierto de la cinta (dentro de los muchos que tiene), es el extremo cariño con el que están construidos los personajes. Cada uno de ellos, a pesar de que puedan ajustarse en diferentes estereotipos, posee un carisma especial, que los hace únicos y entrañables. Es fácil que el espectador se pueda sentir identificado con todos ellos, pues son extremadamente humanos.

Además, el casting está elegido a la perfección: en primer lugar porque los adolescentes de catorce años parece que tienen catorce años y no dieciocho o más (algo que desgraciadamente no suele ocurrir en las películas); y en segundo lugar porque están interpretados con una gracia y un poderío notables. Todos ellos derrochan talento, y generan curiosidad de cara a un futuro si continúan con su carrera profesional como actores.

Rudi Rosenberg en su ópera prima sorprende con una comedia fresca, inteligente y sobre todo, divertidísima. Repleta de momentos en los que es inevitable no soltar una carcajada. No hay ni un segundo que no destile buen gusto, a pesar de algún gag y situación gamberra. El uso del humor es sin duda otra de las grandes virtudes de la película. Y gracias a un guion escrito con habilidad especial para la comedia y a un ritmo frenético, ‘El novato’ se convierte en una de las mejores comedias y teen movies que se han visto en mucho tiempo. Y lo mejor de todo, sin pretensión alguna, casi sin quererlo. Entretenimiento de calidad para todos los públicos.

Previous Crítica: El juez (L'hermine)
Next Julieta, el desigual regreso de Pedro Almodóvar

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *