Charles Chaplin tenía todas las papeletas para tener una vida miserable. Nacido en 1889 en un suburbio de Londres con una madre que padecía problemas psiquiátricos y un padre con problemas con el alcohol, ambos actores de music-hall, nada hacía presagiar que ese pequeño sería uno de los cineastas más célebres del mundo.

Como era de esperar, tuvo que espabilar pronto. Debuta a los cinco años porque su madre, cuya carrera se encuentra en declive, se queda sin voz en una actuación y el pequeño Chaplin salta al escenario a cantar una canción. La actuación gusta tanto que le lanzan monedas al escenario, el pequeño las recoge y canta otra canción. Son años de miseria, sus padres se habían separado. Al poco tiempo su padre moriría, su madre sería hospitalizada y Charles es internado en un orfelinato junto con su hermano Sydney. Con nueve años encontró trabajo en el music-hall contratado por los “Eight Lancashire Lads“, ocho chicos cantando y bailando en una gira por las islas británicas.

Su suerte iba a cambiar en 1907 cuando Chaplin, ya con dieciocho años, fue elegido actor para una gira de vodevil por Estados Unidos y Canadá. Se trata de la famosa troupe de Fred Karno de la que forma parte también Stan Laurel que más tarde formaría el famosos duo “El gordo y el flaco”. Unos ojeadores de la Keystone Film Company le descubren en 1912 mientras actúa en Nueva York y le ofrecen un contrato para trabajar en una película de vodevil.

Charles Chaplin en Making a Living

Charles Chaplin en “Making a Living”

Con la Keystone rueda 35 películas en menos de un año. En Enero de 1914 debuta en el cine con “Making a living“. En su segunda película aparece ya con la indumentaria de Charlot y pocos meses después se convierte en director y escritor de sus propias películas. A partir de este momento se suceden importantes contratos con la compañía Essanay y Mutual hasta llegar a su primer contrato millonario en 1916 con la compañía First National. Recibiría más de un millón de dólares por la realización de 8 películas. A partir de ahora Charles Chaplin es además responsable de la producción de sus propias películas.

Charles Chaplin como Charlot

Charles Chaplin como Charlot

Sería en 1919 cuando Charles Chaplin funda United Artist junto a Douglas Fairbanks, Mary Pickford y David Wark Griffith. Y fue entonces cuando Chaplin nos regaló algunas de sus mejores películas, auténticas obras de arte que forman parte de la Historia del Cine: ‘The Gold Rush’, ‘City Lights’, ‘Modern Times’, ‘The Great Dictator’ o ‘Monsieur Verdoux‘.

El pequeño niño al que se le presuponía una vida corta, dolorosa y llena de sufrimiento, terminó siendo uno de los mayores profesionales del cine, creador y empresario a la vez. Capaz de sobreponerse a un futuro incierto gracias a su profesionalidad, tesón y valentía. Y no solo eso, sino que fue capaz de crear a Charlot, uno de los personajes más famosos de la historia del cine que se encuentra ya en el imaginario colectivo de gran parte del planeta.

No dejes de leer