La película francesa ‘La doctora de Brest‘ (La fille de Brest) dirigida por Emmanuelle Bercot será la encargada de inaugurar la sección oficial a competición en la 64 edición del Festival de Cine de San Sebastián.

Emmanuelle Bercot nos presenta su nueva película tras inaugurar la 68 edición del Festival de Cannes con su anterior trabajo ‘La cabeza alta’, y ganar el premio a la mejor actriz por su papel en ‘Mi amor‘ en la misma edición del festival de la costa azul francesa.

‘La doctora de Brest’ cuenta la historia real de una doctora que se atrevió a plantarle cara a la industria sanitaria y farmaceútica francesa cuando en 2010 se destapó el escándalo mediático en torno a la comercialización del Mediator, un controvertido medicamento cuyos efectos secundarios provocaron la muerte de más de 500 personas.

La película nos situa en el hospital de Brest (Francia), donde una neumóloga descubre una conexión directa entre una serie de sospechosas muertes y un medicamento aprobado por el Estado. Será entonces cuando comenzará una solitaria lucha por descubrir la verdadera naturaleza del fármaco.

Irène Frachon

La neumóloga francesa Irène Frachon destapó el escándalo Mediator en 2010.

Basada en el libro autobiográfico «Mediator 150 mg: Combien de morts?» cuenta la historia de Irène Frachon, la «Erin Brockovich francesa» que destapó el escándalo Mediator, uno de los más sonados de la historia reciente en Francia.

El Mediator fue un medicamento muy popular durante mucho tiempo. Se prescribía como inhibidor del hambre y adelgazante para todo tipo de problemas de sobrepeso. En 2006, según los datos de la Seguridad Social francesa, lo llegaron a consumir más de 300.000 personas

Sidse Babett Knudsen, la gran actriz danesa conocida por su aclamado papel de la primera ministra Birgitte Nyborg en ‘Borgen’, y ganadora del premio César de la Academia francesa a la mejor actriz secundaria por ‘El juez‘, interpreta a la neumóloga francesa Irène Frachon.

Esperemos que no defraude como todas las películas encargadas de inaugurar el festival donostiarra durante esta década. Cabe recordar la mediocridad de títulos como Chicogrande (2010), Intruders (2011), El fraude (2012), Futbolín (2013), The Equalizer (2014) y Regresión (2015). Avisados están.  Todas ellas decepcionaron, ¿igual ‘La doctora de Brest‘ es la excepción?