Berlinale 2017: crónica 1


Festival de cine de Berlín 2017

Comienza la edición número 67 de la Berlinale, el Festival de Cine de Berlín, uno de los certámenes cinematográficos más importantes del mundo. En él se exhiben multitud de películas presentadas en sus premieres mundiales o internacionales. En esta ocasión preside el jurado el director holandés Paul Verhoeven.

Con motivo de la inauguración de la Berlinale hablamos de 10 películas a seguir la pista, pues a partir de hoy y hasta el próximo sábado 18 de febrero no te pierdas nuestras crónicas diarias y descubre todas las propuestas interesantes (y no tanto) que iremos viendo en la capital alemana.

Django (Francia). Dir. Etienne Comar

La sección oficial de la Berlinale se inauguró con ‘Django’, un biopic sobre el célebre jazzista gitano Django Reinhardt, que en 1943 durante la ocupación nazi en Francia, tuvo que huir al exilio debido a su etnia. La película supone el debut tras las cámaras de Etienne Comar, famoso productor francés.

Durante las primeras imágenes de ‘Django’, puede dar la sensación de que no nos encontramos ante la típica película autobiográfica. Sin embargo, la potencia y el atrevimiento mostrado en esos breves minutos, se diluye conforme aparece el título de la película en pantalla. Su director mediante una estética elegante e indudablemente cuidada, somete a la propuesta al más puro convencionalismo.

El principal problema, es la poca habilidad con la que están escritos los personajes, ya que hasta el propio Reinhardt resulta desaprovechado por la manera tan distante y fría con la que se narra su odisea. De esta forma, Comar, a pesar de la corrección formal señalada, se muestra incapaz de generar el más mínimo interés hacia su obra. Es esa falta de personalidad la que lastra ‘Django’ de principio a fin, y nos impide verla como algo más que una película con buenas intenciones, porque nunca consigue elevarse como algo que realmente merezca la pena contemplar. Se limita a ser tan correcta como olvidable.

Dayveon (USA). Dir. Amman Abbasi

Tras su paso por el festival de Sundance, llega a la sección Forum de esta Berlinale ‘Dayveon’, una producción independiente estadounidense sobre un adolescente de trece años durante la semana en la que acaban de asesinar a su hermano. En una zona económicamente deprimida de Arkansas y sin figuras paternas a seguir, se sentirá totalmente solo tras su pérdida y sin saber cómo afrontarla, por lo que se unirá a una pandilla local.

Dayveon dirigida por Amman Abbasi. Berlinale 2017
Escena de «Dayveon» dirigida por Amman Abbasi

La ópera prima de Amman Abbasi retrata de forma verosímil la vida en una comunidad negra al borde de la pobreza en América profunda, y posee secuencias potentes, en las que sencillamente brilla. El uso del 4:3 es sin duda una de las grandes virtudes del filme, ya que el director se ajusta perfectamente a las exigencias de este formato y es capaz de sacarle el máximo partido. Los –pequeños- problemas vienen por parte de un guion con más altibajos de lo que cabría esperar, pero en cualquier caso, ‘Dayveon’ es una película más que interesante, y una carta de presentación de un director al que no hay que perder de vista.

Barrage (Luxemburgo). Dir. Laura Schroeder

También en la sección Forum y en formato cuadrado, Laura Schroeder presentó ‘Barrage’, una película sobre una mujer que lleva diez años sin ver a su hija (ahora preadolescente), la cual ha sido criada por su abuela. Bajo esta premisa, la directora aprovecha para realizar su acercamiento a las relaciones materno-filiares, intentando este ser poético o conmovedor pero absolutamente incapaz de lograrlo.

El reparto, encabezado por una sobreactuada Lolita Chammah y Elsa Hoben, cuenta con la aparición especial de Isabelle Huppert, pero a pesar de su presencia, es difícil sentirse mínimamente atraído o creerse algo de lo que Schroeder cuenta. Todo está plagado de clichés en un drama previsible y alargadísimo, con unos personajes pobremente desarrollados.

On Body And Soul (Hungría). Dir. Ildikó Enyedi

De vuelta a la sección oficial, la película húngara dirigida por Ildikó Enyedi ha sido una sorpresa más que agradable. Cuenta la historia de una mujer misteriosa y solitaria que comienza a trabajar en un matadero como supervisora de calidad de la carne. Su presencia y su extraño comportamiento, dará que hablar entre sus compañeros. Un día, se da cuenta de que ella y su jefe tienen una conexión: ambos sueñan lo mismo.

On Body and Soul‘ se expone como una excusa muy divertida e insólita para tratar el amor y la soledad entre dos personas que no encajan en la sociedad. Enyedi añade maravillosos toques de humor negro a una historia triste, que aunque muchas veces contada, aquí adquiere una nueva visión. De menos a más, el filme, que comienza siendo principalmente desconcertante, evoluciona hasta convertirse en algo mucho más grande y más relevante sin perder un ápice de frescura y originalidad. Además, cuenta con la actriz Alexandra Borbély en permanente estado de gracia. La propuesta más singular que hemos visto hasta ahora es también la mejor. Y probablemente, siga mejorando con el paso de los días.

The Wound (Sudáfrica). Dir. John Trengove

Desde la competición internacional del Festival de Sundance, la película sudafricana ‘The Wound’ ha tenido su estreno en la Berlinale en el marco de la sección Panorama. El debutante John Trengove explora la masculinidad a través de un ritual que se realiza en determinadas zonas rurales de Sudáfrica, que consiste en circuncidar a los adolescentes y dejarles con la herida durante semanas con el propósito de prepararles para ser hombres. El cineasta introduce el tabú de la homosexualidad en esta situación como tema principal para desarrollar su película.

The Wound dirigida por John Trengove. Berlinale 2017
Escena de «The Wound» dirigida por John Trengove

La potente puesta en escena es capaz de disipar o hacer prácticamente insignificante la mayoría de elecciones discutibles de guion. Trengove posee fuerza y sensibilidad a la hora de plasmar la opresión y el sufrimiento al que están sometidos estos jóvenes, víctimas de un sistema y de una sociedad caduca. Es solo al final cuando se excede en subrayar su mensaje de denuncia, con un giro algo desafortunado. Con todo, ‘The Wound’ es una experiencia intensa del todo recomendable.

The Dinner (USA). Dir. Oren Moverman

Siguiendo con la sección oficial de la Berlinale, se pudo ver ‘The Dinner‘, la película de Oren Moverman sobre una pareja que se ve en el compromiso de asistir a cenar con el hermano de él (un prestigioso congresista) y su novia. Durante la velada, saldrán a la luz temas del pasado que todavía siguen doliendo.

Desgraciadamente, lo que podría dar lugar a algo interesante, desde el principio se echa por tierra debido a sus continuos e innecesarios cambios de tono, introduciendo el humor de manera forzada y con unos diálogos poco inspirados. Conforme avanza, se tiene la sensación de que la película quiere llegar a algo diferente en cada minuto, y no es hasta la media hora final cuando Moverman realmente deja claro qué es lo que quiere contar (y lo hace de forma muy obvia).

A pesar de un reparto repleto de buenos actores como Steve Coogan, Laura Linney, Richard Gere o Rebecca Hall, ninguna de las interpretaciones es convincente, en parte debido al ya mencionado y pésimamente elaborado guion. ‘The Dinner’, en pocas palabras, es un desastre.

Centaur (Kirguistán). Dir. Aktan Arym Kubat

El cineasta de Kirguistán Atkam Arym Kubat presentaba en Panorama su último trabajo, en el que Centaur, un hombre de cincuenta años que vive tranquilamente con su mujer sordomuda y su hijo pequeño, es retado a robar unos caballos. Centaur será el centro de atención del pueblo debido a este acto.

Kubat ofrece una película agradable de contemplar y aporta un retrato interesante sobre la sociedad de su país. Sin embargo, falla a la hora de desarrollar el drama y a sus personajes. Algunas imágenes y ciertos pasajes de la película están dotados de inteligencia y son una muestra del dominio narrativo del cineasta, pero finalmente no logra convencer en esta ocasión. ‘Centaur’ no es una película en absoluto desdeñable, pero tampoco particularmente destacable.

Artículo anterior Crítica: Moonlight
Próximo artículo Crítica: T2 Trainspotting

Sin comentarios

Déjanos tu opinión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *