Hace justo una semana, Viola Davis se erigía en la potencial vencedora del Oscar a Mejor Actriz Secundaria bajo nuestro criterio. Hoy le llega al turno a la categoría de actor secundario, donde, a pesar del dominio incontestable de Mahershala Ali, (casi) todos tienen algo que decir al respecto. Las candidaturas de Jeff Bridges, Michael Shannon, Lucas Hedges y Dev Patel (reciente premio BAFTA) son, en mayor o menor medida, amenazas para el que, bajo el guión establecido debe ser el ganador, Ali.

Moonlight‘ es la principal contendiente de ‘La La Land‘ en la carrera al Oscar a la Mejor Película, y esto ha fortalecido mucho desde el principio la papeleta de Mahershala Ali. Sus 33 premios a lo largo de la temporada (SAG incluido) son la prueba de fuerza de su candidatura, que no se vio resentida al perder el Globo de Oro ante Aaron Taylor-Johnson, quien ni siquiera está nominado. Además, Ali es una cara familiar en el negocio, no solo por salir en franquicias como ‘Los Juegos del Hambre’ o haber estado en tres películas este año, sino porque también es un recurrente de la pequeña pantalla, con apariciones en series como ‘House Of Cards’ o ‘Luke Cage’. Con 42 años y siendo su primera nominación, su victoria puede ser una de las vías de redención de La Academia un año después de los #OscarsSoWhite. El único pero, que su personaje tenga tan poco metraje, un aspecto que siempre genera controversia a la hora de analizar el voto.

Mucho ha llovido desde la primera nominación de Jeff Bridges al Oscar en 1971 por ‘La Última Película’. Con Marcus Hamilton, el ranger texano de ‘Comanchería‘, es la séptima vez que Bridges escucha su nombre en un anuncio de nominados, ocho años después de su único Oscar, por ‘Corazón Rebelde’. Es un viejo rockero que cuenta con el respeto de académicos, compañeros de gremio y crítica especializada, pero nunca ha tenido esa vitola de actor importante como sí la tienen Robert De Niro o Al Pacino. Nueve premios durante la carrera y más de medio siglo de trabajo en la industria avalan su candidatura. En contra tiene que ya posee uno, que su personaje establece paralelismos con el de Michael Shannon en ‘Animales Nocturnos‘ haciéndolo menos espectacular, y que tiene un papelito potencialmente nominable en la inmersión al biopic dramático de Joseph Kosinski (‘TRON Legacy’) este año, con ‘Granite Mountain’.

Nominados a mejor actor secundario en los Oscars 2017

Nominados a mejor actor secundario en los Oscars 2017

Michael Shannon es uno de los actores más infravalorados de Hollywood. Su filmografía es de las más completas de toda la industria, tocando todo tipo de proyectos y géneros. Con su dura actuación en ‘Animales Nocturnos’, Shannon recibe su segunda nominación al Oscar casi 10 años después de su primera vez, por su papel en ‘Revolutionary Road‘. Su victoria sería una acto de justicia divina para con el actor de Lexington, Kentucky, además de suponer una ola de valentía en el clásico estilo “amarrategui” de La Academia. En su contra tiene la dura competencia con el cabeza de carrera (Ali) y el perseguidor principal (Bridges), que ha sido ignorado en los BAFTA y que su película no está en ninguna de las categorías importantes, siendo uno de los snubs más destacados del anuncio de las nominaciones el pasado día 24 de enero.

Por último, los cachorros del quinteto, Dev Patel y Lucas Hedges, con 26 y 20 años respectivamente. El primero grabó su nombre a fuego en las oficinas de Hollywood en 2009 con la estupenda ‘Slumdog Millionaire’, por la cual no obtuvo nominación al Oscar. El reconocimiento de La Academia le llega este año con un trabajo limitado y poco exigente en ‘Lion‘. Quizá Sunny Pawar, el pequeño Saroo, merecía más esta nominación, pero Patel es joven y si sabe enfocar bien su carrera, volverá a aparecer por estos lares. El segundo no es un debutante a pesar de ser tan mozo. Ha trabajado con Terry Gilliam y es un recurrente del genio de Wes Anderson, por lo que su nominación por su papel en ‘Manchester Frente al Mar‘ es una marca de ojeo para lo que puede ser desde ya un talento emergente.

Mahershala Ali es el principal favorito de esta terna, pero no registra un dominio tan apabullante como el de Viola Davis en la suya. Esto, en parte, es por la figura de Jeff Bridges, una amenaza real para Ali con opciones claras de llevarse la estatuilla. Michael Shannon puede considerarse el tapado del quinteto, y sin duda es un actor que ya va mereciendo ser colmado de éxitos materiales. Dev Patel, aún habiendo ganado el BAFTA, y Lucas Hedges son yogurines privilegiados que han sido invitados a una fiesta de adultos en las que si quieren podrán estar cuando sean más mayores. La fiesta, por si lo habían olvidado, la noche del 26 de febrero.