La historia y los personajes que todos conocemos y adoramos cobran vida ahora en ‘La Bella y la Bestia‘ de Disney, una adaptación de acción real del clásico de animación del estudio que presenta un reparto extraordinario encabezado por Emma Watson, Dan Stevens y Luke Evans.

La Bella y la Bestia: un cuento tan antiguo como el tiempo

Érase una vez un apuesto y joven príncipe (Dan Stevens) que vivía en un magnífico castillo. Daba fiestas extravagantes a la que asistían bellas debutantes de todo el mundo atendidas por una corte de sirvientes que satisfacían todos sus caprichos. Pero el príncipe se había convertido en un hombre insolente y egoísta. Cuando una anciana mendiga aparece en el castillo buscando refugio contra la tormenta y le ofrece una rosa a cambio, la rechaza con frialdad sin saber que en realidad se trata de una hermosa hechicera (Hattie Morahan). Como castigo por su crueldad, ella echa una maldición al castillo, transformando al Príncipe en una Bestia y a todos sus habitantes en objetos domésticos. Para deshacer el hechizo, debe aprender a amar a los demás y ser digno de su amor antes de que el último pétalo de una rosa encantada caiga… de lo contrario, seguirá siendo una bestia y sus sirvientes seguirán teniendo formas inanimadas, presos en el castillo para toda la eternidad.

Unos años después, en la pequeña localidad de Villeneuve, Bella (Emma Watson), una joven inteligente y llena de vida realiza sus tareas diarias, reflexionando sobre la monotonía de su vida provinciana. Bella es muy independiente y bastante introvertida. Vive con su padre, Maurice (Kevin Kline), un artista solitario, y es una lectora voraz que sueña con aventuras y romance en un mundo que está mucho más allá de los confines de su pueblecito francés. Los habitantes del pueblo no saben qué pensar de ella, porque aunque es virtuosa y amable, Bella es un enigma a pesar de su resplandeciente belleza. Ella rechaza las incesantes insinuaciones de Gastón (Luke Evans), un canalla arrogante y grosero que la corteja en una posada rural con su compañero LeFou (Josh Gad) y tiene a todas las mujeres casaderas de la ciudad comiendo en la palma de la mano. Gastón está enamorado de Bella, pero ella tiene mucho carácter y se muestra insensible a sus encantos.

Cuando Maurice se dirige al mercado le atacan los lobos; se pierde en el bosque y se topa con el castillo de la Bestia, oscuro y helado, donde se refugia. Pero a la Bestia le enfurece que haya allanado su propiedad y lo apresa. Bella se entera de la desaparición de su padre y sale en su búsqueda, dándose de bruces con la Bestia, a quién implora su liberación, llegando a ofrecer su propia libertad por la de su padre. Mientras está encerrada en una torre del siniestro castillo, Bella escucha voces amigas. Son las de los objetos de la casa encantada, que pueden hablar como resultado del hechizo. Le presentan a los antiguos miembros del castillo entre los que están: Lumière (Ewan McGregor), un candelabro; Ding Dong (Ian McKellen), un reloj de chimenea; la Sra. Potts (Emma Thompson), una tetera; Madame de Garderobe (Audra McDonald), un armario ropero; Plumette (Gugu Mbatha-Raw), un plumero; y el Maestro Cadenza (Stanley Tucci), un clavicordio. Con la esperanza de que Bella conquiste el corazón de la Bestia, observan con ansiedad cualquier signo de amor verdadero, pero la Bestia es arisca y mal educada y se ha resignado a su oscuro destino.

Su relación es conflictiva, llena de animosidad y resentimiento, así que el romance parece descartado. Pero Bella tiene buen carácter y el don de ver lo que otras personas no ven. Así que empieza a vislumbrar que el Príncipe esconde un corazón tierno. La Bestia puede ser generosa, compartir su biblioteca con ella, y también caballerosa, poniendo en peligro su propia vida para proteger a Bella. Además la hace reír. Bella es valiente, no tiene miedo a defenderse y también es compasiva y cura las heridas de la Bestia cuando resulta herida por su culpa. Juntos, disfrutan de la lectura y de debates sobre literatura… Ella le anima a ser mejor persona y poco a poco comienza a volver a la vida.

Los personajes de la Bella y la Bestia

 BELLA (Emma Watson) 

Bella es una joven inteligente y alegre que sueña con el amor, con vivir aventuras y con un mundo que está mucho más allá de los confines de su pueblo francés. Bella es independiente y bastante introvertida, y no quiere saber nada de Gastón, el arrogante y grosero canalla que la persigue sin descanso. Cuando su padre es encarcelado en el castillo de una horrible Bestia, Bella le ofrece su propia libertad a cambio de la de él. Una vez en el castillo, no tarda en hacerse amiga de la antigua servidumbre que se ha convertido en objetos domésticos como resultado de una maldición. La Bestia es arisca y maleducada, pero también puede adoptar una actitud generosa y caballerosa. Sabe cómo hacerla reír, y Bella empieza a descubrir que en su interior encierra el tierno corazón de un Príncipe.

 LA BESTIA (Dan Stevens) 

Fue un Príncipe joven y apuesto que se convirtió en alguien cruel y egocéntrico antes de que una hechicera lo transformara en una horrible Bestia. Ahora está atrapado en el castillo hasta que aprenda a amar a los demás y ser digno de su amor, algo que romperá la maldición. Cuando la Bestia encuentra a Maurice allanando su propiedad, se lo lleva preso. Pero su hermosa y testaruda hija Bella se intercambia con él y la Bestia empieza a sentir algo por ella, haciéndole recobrar poco a poco las ganas de vivir.

 GASTÓN (Luke Evans) 

Gastón es un aldeano arrogante y superficial que quiere casarse con Bella. Es un antiguo héroe de guerra que ha instalado su corte en la taberna del pueblo y tiene a todas las mujeres casaderas comiendo en la palma de su mano. Prendado de la belleza de Bella, que se muestra insensible a sus encantos, a Gastón le consumen el rechazo y los celos. Acaba conduciendo a una turba de aldeanos al castillo de la Bestia para rescatar a Bella y matar a la Bestia.

 LEFOU (Josh Gad) 

LeFou, el compinche de Gastón no es el más listo de la clase. Adora a Gastón, que le desprecia olímpicamente y del que se burla sin piedad. Pero LeFou no tarda en comprender que debajo de su atractivo físico, Gastón esconde un corazón mucho más oscuro.

 MAURICE (Kevin Kline) 

Maurice, el padre de Bella, es un artista especializado en fabricar maravillosas cajas de música que representan para Bella ese mundo que está más allá de los confines de Villeneuve. Pero para Maurice son una forma de proteger a su hija y de mantener vivos los maravillosos recuerdos de un pasado ya desaparecido. Maurice se pierde por el bosque y acaba en el castillo de la Bestia que le hace prisionero. Bella acude a implorar su libertad y acaba cambiándose por él. Ahora le corresponde a él convencer a los aldeanos del apresamiento de Bella y encontrar la forma de liberarla.

 LUMIÈRE (Ewan McGregor) 

Lumière es el valet francés del Príncipe que se convierte en un candelabro dorado como consecuencia del hechizo. Aunque suele estar en desacuerdo con Cogsworth, el reloj de chimenea, Lumière está colado por Plumette, el plumero. Es encantador y sofisticado, y puede convertir una comida normal en un espectáculo musical.

 COGSWORTH (Ian McKellen) 

Cogsworth es el mayordomo exigente y estirado del castillo que se ha transformado en un reloj de chimenea por la maldición de una hechicera. Detesta cualquier tipo de interrupción y le gusta que todo funcione como un reloj.

 SRA. POTTS (Emma Thompson) y CHIP (Nathan Mack) 

La Sra. Potts es la antigua ama de llaves del castillo. Pero ahora es una tetera que conserva su acento de cockney. Su hijo Chip, que se ha transformado en una taza de té, está atrapado en el castillo con ella y el resto de la servidumbre del castillo. Es la Sra. Potts la que toma a Bella bajo su protección y quien convence a la Bestia para que intente encandilar a su nueva invitada, con la esperanza de que se adueñe del corazón de la Bestia.

 MADAME DE GARDEROBE (Audra McDonald) 

Madame de Garderobe es una famosa diva de la ópera italiana que está actuando para el Príncipe cuando se lanza el hechizo, convirtiéndose en un enorme armario. Vive en la habitación de Bella en el castillo, y además de vestir a Bella, le van mucho los melodramas y las siestas.

 MAESTRO CADENZA (Stanley Tucci) 

Tras la maldición de una hechicera, el Maestro Cadenza es ahora un clavicordio (con un número considerable de teclas rotas) y también el marido -y acompañante- de la célebre diva de ópera, Madame de Garderobe. Está atrapado en el castillo con su esposa y su perro Froufrou, a la espera de que desaparezca la maldición.

 PLUMETTE (Gugu Mbatha-Raw) 

Plumette es la antigua criada del castillo que se ha convertido en un plumero descarado pero seductor y que se ha adueñado del corazón de Lumière, el candelabro.

 HECHICERA (Hattie Morahan) 

La hechicera, disfrazada de mendiga demacrada, busca refugiarse de una tormenta. Pero el Príncipe se niega a darle cobijo dando prueba de su crueldad. Ella lanza una maldición sobre el castillo para castigarlo, transformándole a él en una Bestia y a los habitantes del castillo en objetos domésticos. Advierte a la Bestia que para deshacer el hechizo, debe aprender a amar a los demás y ser digno de su amor antes de que caiga el último pétalo de una rosa encantada… de lo contrario, seguirá siendo una Bestia y su servidumbre continuará atrapada en sus formas inanimadas y presos en el castillo para toda la eternidad.

Fuente: The Walt Disney