Tierra firme‘ es la esperadísima película del director Carlos Marques-Marcet tras su aclamada ópera prima ‘10.000 Km‘. En su segundo largometraje el director nos invita a vivir ese momento por el que casi todas las parejas entre los 30 y 40 años pasamos en algún momento: pensar en la paternidad. Se agradece el abordaje de la cuestión desde una perspectiva diferente, muy contemporánea, pero sin dejar de lado los conflictos individuales y de pareja, que son universales.

Kat y Eva viven como nómadas a bordo de un barco en el Regent’s Canal de Londres. La dulce Eva, interpretada por una brillante Oona Chaplin, siente que es el momento de tener un hijo. Kat, fuerte y rebelde, sin embargo no está tan convencida, simplemente no lo ve claro. Natalia Tena está espectacular en el papel de la indecisa Kat, más allá de su adaptación física al papel, su interpretación es magnífica por lo convincente. Con la llegada del peculiar Roger, amigo de Eva interpretado por David Verdaguer, los deseos de Kat se transforman en una probable realidad. Roger podría donar su esperma y convertirse en el padre biológico del hijo que Kat y Eva traerán al mundo.

Tierra Firme dirigida por Carlos Marques-Marcet

David Verdaguer, Oona Chaplin y Natalia Tena en una escena de “Tierra Firme”. Fuente: Avalon

Tierra firme‘ es muy buena retratando el conflicto que surge ante la maternidad. Realiza una completa disección de los sentimientos que pueden salir a flote: desde la inseguridad por la posible pérdida de libertad y el no dar la talla, a la fuerte determinación (casi terquedad) de desear un hijo por encima de todo, pasando por la mayor de las despreocupaciones, casi inconsciencia.

La cinta tiene una estética realmente conseguida. Rezuma el ambiente bohemio y urbanita de Londres gracias al acompañamiento del vestuario, la fotografía fría y una banda sonora como anillo al dedo. El director consigue un tono íntimo y relajado que ayuda al espectador a sumergirse en este historia de amor con toques de comedia y drama.

La película es la consagración de Carlos Marques-Marcet como uno de los directores españoles más interesante del momento. Se le otorga el título de especialista en singulares historias de pareja. ‘Tierra firme‘ es un alegato a las nuevas realidades, jóvenes que deciden vivir más allá de los convencionalismos, y un retrato del camino a la madurez.