Psiconautas: Los niños perdidos del ayer


Psiconautas, los niños olvidados

Psiconautas, los niños olvidados‘ es una película animada fuera del estándar común, basada en la novela gráfica homónima de Alberto Vázquez (Sangre de Unicornio y Decorado), presenta la historia de un grupo de animales con una realidad cruda, miserable y lúgubre.

Su conflicto central se centra alrededor de Birdboy y Dinki, dos amigos que luchan con sus demonios internos mientras intentan prevalecer bajo su propio modo de vida. El detalle: todos los personajes son animales que representan en su mayoría a niños preadolescentes, a pequeños que subsisten en medio de un ambiente que los consume de forma literal.

Eres un niño y conoces el mundo bajo el filtro que te imponen tus padres, todo parece estar resuelto hasta enfrentarte con situaciones adversas en el patio del recreo, con circunstancias que pueden empeorar con el paso del tiempo. La ansiedad marca el pasar de los días y pocos comprenden que tienes problemas, que tu vida no es tan buena como debería ser y que debes fingir estar contento para encajar bajo un estereotipo óptimo de la edad, todo para aparentar ser un niño normal…. pero ¿Qué es realmente la normalidad?

Universo corroído y sin salida

El universo del que habla el autor nos lleva a una isla donde ocurrió un accidente industrial, por lo que el aire que rodea el sitio se encuentra contaminado, atormentando día a día a los habitantes del lugar.

Lo que impresiona a primera a primera vista es que los animales humanizados como niños tengan problemas de adultos, tomen antidepresivos y se enfrenten a problemas crudos de la vida.

El autor no somete a censura ningún tema, respeta y le rinde tributo a la muerte, mostrando de forma directa las drogas, las adicciones y a un grupo de demonios internos que marcan al individuo. La oscuridad es representada como bestias que corrompen a los personajes y los van devorando con el paso del tiempo.

Lo mejor de la propuesta es que no decide tomar los caminos fáciles para la resolución de conflictos, mientras que explota una mitología que genera curiosidad alrededor de cada escenario, enseñándole a cada personaje cuál es la decisión correcta al someterlos a las peores situaciones.

Si tienen oportunidad tienen que ver ‘Psiconautas, los niños olvidados‘, una cinta que no tiene pérdida, donde apreciarán cada cuadro y diálogo porque están pensados para ofrecer una reflexión, no sólo del mundo desgastado que involucra las ciudades sino también las diferentes situaciones que derivan en una adicción, la pérdida de sí mismo, entre otros.

Previous El Festival de Las Palmas, la mejor ventana al cine no comercial
Next Iron Man 3, cicatrices abiertas

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *