Para los que sois fans de esta sección del blog ya sabéis que compartimos cada cierto tiempo los videos de Cinefix, ese maravilloso rincón dentro de YouTube para aficionados al cine. En esta ocasión nuestros queridos youtubers han asumido un riesgo de grandes dimensiones al atreverse a realizar un montaje con las que, según ellos, son las 10 mejores escenas del cine.

Si ya es ardua la labor de decidir cuáles son las mejores películas de la historia (véase el ranking del BFI), imagínense seleccionar las mejores escenas del cine, esas que siempre están presente en toda buena conversación entre cinéfilos y según este canal “la única parte de la película que recordaremos”.

No hay que negar que en el cine hay secuencias que nos han impactado o causado mayor impresión que otras, ya sea por las emociones que despiertan o bien por el adecuado uso del sonido, la fotografía, un montaje trepidante, así como una dirección impecable que acierta constantemente en el ángulo de la cámara o por unas interpretaciones que brillan por sí solas y llenan la pantalla de talento. En el blog publicamos hace unos años una lista con los 20 mejores diálogos del cine clásico y siempre que podemos no dejamos de hablar de grandes directores de cine, por eso rescatamos este video montaje, que además cita a multitud de películas unidas por géneros como la comedia, romance, acción, etc.

Aquí el video que, en casi 13 minutos, rendirá tributo a títulos tan dispares de la historia del cine como ‘El cazador’ (Michael Cimino, 1978); ‘Tiempos Modernos (Charles Chaplin, 1936); ‘La ventana indiscreta‘ (Alfred Hitchcock, 1954); ‘Persona’ (Ingmar Bergman, 1966); ‘No es país para viejos’ (hermanos Coen, 2007); ‘Hasta que llegó su hora’ (Sergio Leone, 1968); ‘The Mirror‘ (Andrei Tarkovsky, 1975); ‘Salvar al soldado Ryan’ (Steven Spielberg, 1998); ‘Barry Lyndon’ (Stanley Kubrick, 1975) y ‘The Master’ (Paul Thomas Anderson, 2012).

¿Qué es lo que hace especial a una escena de cine para que la recordemos toda la vida?, ¿Echas en falta alguna? Seguro que sí, cuéntanoslo.

No dejes de leer