Dirigida por Garry Marshall y estrenada el 23 de marzo de 1990 en Estados Unidos en base a un guion original de J.F. Lawton, ‘Pretty Woman‘ está interpretada por Richard Gere y Julia Roberts. Una película que fue un enorme éxito de taquilla que hoy recordamos.

Es posible que el tiburón financiero Edward Lewis (Richard Gere), más conocido por sus amigos y también enemigos con el mote de “El lobo de Wall Street” sepa cómo encontrar su camino en las juntas directivas. Pero en lo que se refiere al amor, vive totalmente desorientado. Quizás la persona que tenga en sus manos el mapa adecuado sea Vivian Ward (Julia Roberts), una experimentada empresaria que se gana la vida vendiendo amor, por horas y solo en metálico, a una leal clientela.

Cuando un encuentro casual les reúne, Edward impulsivamente ofrece a Vivian la posibilidad de ver de primera mano cómo vive la otra mitad. Esta amistosa iniciativa permite a la voluntariosa joven introducirse en un fantástico mundo de poder y privilegios y, gracias a la prodigalidad de Edward, van aflorando en ella su encanto y gracia naturales. Pero la Cenicienta de Hollywood Boulevard no es la única que cambia durante la semana que pasan juntos. Cautivado por el hechizo de su aventajada pupila, Edward comienza a darse cuenta que su relación con Vivian puede llegar a ser la mejor inversión que ha hecho en su vida.

Su director, Garry Marshall, después del éxito de su última película (‘Eternamente amigas‘, una comedia dramática musical con Bette Midler) buscaba un proyecto que fuese una comedia romántica basada en una historia de amor original y la encontró. Otro elemento importante del guion que convenció a Marshall a llevar a cabo el proyecto fue la descripción paralela que en él se hacía del mundo de riqueza de Edward y el ambiente callejero de Vivian. Con una base dramática como esta, el director ya tenía entre sus manos una historia muy buena.

Pretty Woman (1990) dirigida por Garry Marshall

El productor Steven Reuther, que adquirió los derechos del guion y lo llevo a Touchstone, estaba convencido desde el primer momento que Julia Roberts era la actriz ideal para encarnar a Vivian Ward. Vivian es una chica a la que nunca le salieron las cosas bien en la vida. Su madre la llamaba “imán de gilipollas” porque atraía a tíos de la peor calaña, y finalmente ella llegó a creérselo, por lo cual no hizo nada por progresar en la vida.

Encontrar al actor idóneo para personificar a Edward Lewis ya fue otra historia. Después de considerar para el papel a algunos de los primeros actores más destacados de la época en Hollywood sin conseguir hallar el que fuese justamente adecuado, se reunieron con Richard Gere, y todos supieron que tenía que ser él.

“En la película no pretendo ser cómico. Las que son cómicas son las situaciones del guion. Lo mejor que yo puedo hacer es inyectar un poco de encanto e ironía a todo el cuadro”. Richard Gere

El rodaje de Pretty Woman

El rodaje de la película tuvo lugar en una serie de exteriores que van desde lo más lúgubre hasta lo más chic de Hollywood y Los Angeles. El equipo de producción, después de varias semanas de tomas nocturnas en el célebre Hollywood Bulevard, pasó al rutilante mundo materialista de Rodeo Drive en Beverly Hills. Otro escenario del rodaje en exteriores fue un bar frecuentado por pandillas callejeras y de motoristas, para trasladarse después al ultra civilizado Centro Hípico de Los Angeles y a una mansión que domina las colinas de Bel Air.

Aunque gran parte del conflicto dramático, como así también de la comedia de ‘Pretty Woman‘ se origina en el choque entre dos mundos tan distintos, la historia se basa en la evolución de la relación entre Edward y Vivian. Al principio parece ser un caso de extremos que se atraen, cuando en realidad ambos son muy semejantes.

La temática de la historia es el descubrimiento. Vivian es una verdadera víctima de los tiempos y las circunstancias. Aunque tiene buen corazón y es animosa, la vida la ha golpeado continuamente. A medida que la historia se va desarrollando y va descubriendo a Edward, también redescubre sus propias cualidades sensibles y experimenta profundos cambios emocionales y físicos. La belleza de esta historia consiste en ver como ambos (Edward y Vivian) escapan de sus respectivos mundos y amplían sus horizontes. Un relato que evoca a Cenicienta y quizás también a Pigmalión.

7 curiosidades que quizás no conocías sobre Pretty Woman

1. ‘Pretty Woman’ iba a llamarse 3.000 dólares
Como la cantidad de dinero que Edward acordó darle a Vivian por sus “servicios”.

2. El papel de Vivian fue muy demandado
Actrices como Sandra Bullock, Meg Ryan, Kristin Davis, Sarah Jessica Parker o Drew Barrymore se presentaron al casting para interpretar el papel.

3. La trama iba a ser totalmente distinta
En un principio, ‘Pretty Woman’ iba a ser un drama oscuro, ambientado en Los Ángeles, en el que Vivian era una prostituta adicta a las drogas. Su desintoxicación formaba parte del trato y no había historia de amor ni final idílico.

4. Momentos de improvisación en la película
La escena en la que Edward intenta pillar los dedos de Vivian con el estuche del collar fue totalmente improvisada. De ahí la reacción tan real de Julia Roberts.

5. John Travolta rechazó el papel de Edward
Otros actores que se presentaron al casting fueron Daniel Day Lewis, Christopher Reeve y Denzel Washington.

6. Las escenas de sexo ponían muy nerviosa a la actriz protagonista
Estaba tan tensa Julia Roberts que las venas de su frente estaban muy hinchadas. Su compañero de reparto y el propio director tuvieron que darle un masaje para que se relajara.

7. Richard Gere tocó una canción improvisada al piano
En la escena en la que Edward está en la sala restaurante del hotel. El mismo Richard Gere tocaba el instrumento y compuso la canción.