Crítica: White Boy Rick


White Boy Rick con Matthew McConaughey

Un mantra sobrevuela ‘White Boy Rick‘, la nueva película de Yann Demange con Matthew McConaughey: “Cuando se trate de drogas o alcohol, solo digan no”. Ese era el eslogan que popularizó la primera dama Nancy Reagan a principios de los 80 que trataba de alejar a los jóvenes estadounidenses del abuso de estas sustancias.

Viajamos al Detroit de esa década y nuestro protagonista es Rick Wershe Jr., un adolescente que a sus 14 años acepta convertirse en informante del FBI en una investigación contra el narcotráfico a cambio de que su padre no vaya a la cárcel. Pero la ambición y el dinero juegan un papel transcedental en esta historia.

Tras su debut como director con la aclamada película por la crítica ’71 (2014) —por la que recibió el Premio al mejor director de British Independent Film— Yann Damage vuelve con una bajada a los infiernos de una familia del noroeste americano. Todo ello aderezado con armas, investigaciones poco ortodoxas y corrupción por doquier. ‘White Boy Rick’ es un mamotreto de arquetipos y clichés del género que bordea la tv movie.

White Boy Rick con Matthew McConaughey
Escena de «White Boy Rick» con Matthew McConaughey. Fuente: Sony Pictures

Desgraciadamente, la película es tan simplona e incompleta como la campaña de Reagan. Precisamente de lo que carecía el eslogan de la Primera Dama es el punto fuente del trabajo de Demange: tener en cuenta los factores de la pobreza y la falta de oportunidades en ciudades como Detroit, que contribuyen a que las personas se vuelvan adictas a las drogas y que prolifere su venta.

Pero el trabajo en la dirección y guion no convence, estamos ante una narración errática que no nos deja empatizar con Matthew McConaughey y compañía. Las interpretaciones, aunque correctas, no permiten conocer las psicología e inquietudes de los personajes de Jennifer Jason Leigh, Bruce Dern, Bel Powley, o el protagonista, interpretado por Richie Merritt. Simplemente pasan por allí.

Basada en hechos reales, ‘White Boy Rick‘ es una experiencia pasable para ver con los ojos entreabiertos en el sofá de tu casa. Semitendido casi esperando el epílogo donde los rótulos te expliquen qué le paso al pobre Rick Wershe Jr.

Previous Crítica: Sofia
Next ¿Qué géneros cinematográficos son más populares?

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *