Crítica: Antes de la quema


Antes de la quema dirigida por Fernando Colomo

Las chirigotas son la voz del carnaval de Cádiz, una de las fiestas populares más importantes y curiosas del mundo. Un tradicional desfile por las calles de la ciudad andaluza repletas de coplas humor e ironía sobre nuestra sociedad. Precisamente no es de extrañar que el director Fernando Colomo las haya elegido como un elemento central en la trama de su nueva comedia con tintes de thriller, ‘Antes de la quema‘.

La historia gira en torno a Quique (Salva Reina), un chirigotero en paro que intenta mantener a flote a su familia con su hermana recien salida de la cárcel (Maggie Civantos) y su madre senil (María Alfonsa Rosso), mientras prepara el próximo concurso de chirigotas.

Entretanto, ‘El Tuti’, un traficante de drogas local interpretado por Joaquín Núñez, quiere que le ayude a robar el depósito de estupefacientes más grande de España antes de que quemen toda la mercancía incautada. El acceso de Quique al almacén más grande de Andalucía, donde se acumulan los alijos es determinante para que el narco y su banda (Manuela Velasco y Manuel Manquiña, a la cabeza) le propongan un golpe.

Antes de la quema dirigida por Fernando Colomo
Escena de «Antes de la quema» dirigida por Fernando Colomo. Fuente: Vértice 360

Carnaval, narcotráfico y chistes sobre andaluces son los principales ingredientes del nuevo trabajo de Fernando Colomo. ‘Antes de la quema’ está rodada en escenarios de las calles de Cádiz como el mítico Teatro Falla desde donde el filme busca contagiar al espectador de la alegría y del desparpajo del ADN gaditano sin mucho éxito. A pesar de la gracia de los personajes de Reina, Núñez y Civancos, ni el buen hacer del resto de caras conocidas ni el guion de Javi Jáuregui logran explotar el potencial de una trama que hace aguas en su intento de combinar humor costumbrista ‘made in Ocho apellidos vascos y el thriller de crítica social.

El director madrileño de ‘Tigres de papel’ o ‘Isla bonita‘ abandona la capital, pero no encuentra recompensa en tierras gaditanas con esta autodenominada ‘narco-comedia’. La mezcla de fiesta y atraco no convence. Aunque salió reforzada en el pasado Festival de Málaga donde obtuvo el Premio del Público y Mejor Actriz para Civancos, la propuesta es una historia de atracos olvidable.

En ‘Antes de la quema’, se intuye un homenaje a las gaditanas y gaditanos, a su agradecida fiesta, pero nada más. Es un guion de ritmos trillados, frenéticos diálogos y gags que huele a mala fritanga. El objetivo principal de cualquier chirigota que se precie de serlo es hacer reír al público a través de la crítica humorística. Y no, la de Colomo no da con la tecla.

Artículo anterior Crítica: El creyente
Próximo artículo 10 años de un imperdible del cine chileno: La nana

Sin comentarios

Déjanos tu opinión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *