Madres e hijas en Wild Rose


Wild Rose dirigida por Tom Harper

Ser madre y tener grandes sueños, ¿es posible que ambas cosas puedan coexistir? ‘Wild Rose‘ es una película sobre una mujer corriente que pretende hacer realidad su sueño a la vez que, como madre, se esfuerza por mantener a sus hijos. ¿Podrá hacer hueco para ambas facetas de su vida?

Rose-Lynn Harlan, de 23 años, está repleta de talento en bruto, carisma y descaro. También acaba de salir de la cárcel y tiene dos hijos pequeños que mantener. Lo único que quiere es largarse de Glasgow y triunfar como cantante de country. Rose-Lynn cree que su única oportunidad de alcanzar la felicidad se encuentra en la capital mundial de la música country: Nashville, Tennessee. Marion, la madre de Rose-Lynn, quiere que siente la cabeza, acepte su vida y se responsabilice de sí misma, pero, cuando un encuentro casual sitúa a Rose-Lynn más cerca de sus sueños de Nashville, cree que tiene que elegir entre su familia y el estrellato.

Por mucho que ‘Wild Rose’ sea una película sobre la música country, también es mucho más que eso. Es una película sobre gente corriente, sobre sueños y, en esencia, sobre la maternidad. La guionista Nicole Taylor explica: “Es una historia de una madre y una hija y, en ese aspecto, es muy universal. Hay muchísimas hijas que son muy diferentes de sus madres e intentan vivir sus vidas de una forma distinta, y eso puede separarlas. Mi impresión es que es muy importante asumir de un modo u otro de dónde vienes y de dónde procede la gente a la que quieres. ‘Wild Rose’ trata definitivamente sobre ser fiel a uno mismo. Rose-Lynn tiene mucho con lo que reconciliarse antes de poder convertirse en la artista asombrosa que tiene el potencial de ser”.

La relación de Marion (madre) y Rose-Lynn (hija) es una parte vital de la historia y, como menciona la guionista, es un tema universal, ya que las vidas de las mujeres han cambiado muy rápidamente. «Naturalmente, muchas hijas llevan vidas sustancialmente distintas de las que llevaron sus madres, que no comprenden por qué sus hijas quieren dedicarse a hacer esto o lo otro. Pero, si logras superar eso, te encuentras con alguien que está siempre de tu parte”.

Julie Walters y Jessie Buckley en Wild Rose
Julie Walters y Jessie Buckley en «Wild Rose». Fuente: eOne Films

En Marion, la guionista de ‘Wild Rose’ ha escrito a un personaje con muchos matices que vamos descubriendo poco a poco hasta llegar a su esencia, pero es un proceso lento y es imprescindible que el público se deje llevar. Tom Harper explica: “Era muy importante que Marion fuera cariñosa y poseyera una gran humanidad, eso era algo que resultaba evidente desde el primer momento”.

La primera actriz en la que pensaron y la persona que todos sabían que sería perfecta para el papel era la inimitable Julie Walters que recuerda: “Leí el guion y pensé: ‘Esto es algo especial’. Luego me reuní con Faye Ward y Tom Harper y pensé que también eran especiales. Luego, cuando supe que lo iba a hacer Jessie, pensé: ‘Vaya, es fantástico, menudo lote más completo tenemos aquí’”.

Julie Walters, que interpreta a Marion, comenta sobre el personaje: “Me quedé completamente conmovida por Marion y su relación con su hija, me emocionó su fuerza, su convicción y su amor por su hija y sus nietos; La encontré totalmente conmovedora. La historia me pareció sumamente real, y no pude pensar en ninguna madre que no se fuera a conmover o identificar con ella”.

La veterana actriz prosigue: “Marion y Rose-Lynn son dos hembras alfa, básicamente, así que va a haber desacuerdos entre ellas. No se dan cuenta de lo parecidas que son, como les pasa a muchas madres e hijas hasta que son mucho mayores. Creo que a ambas les encanta el country; ella fue probablemente la que introdujo a su hija en el género, pero Marion tiene miedo porque Rose-Lynn es tremendamente caótica”.

Fuente: eOne Films
Previous Crítica: Un amor imposible
Next Crítica: Spider-Man: Lejos de casa

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *