Érase una vez en Hollywood: mucha nostalgia y un gran final


Érase una vez en Hollywood (Once Upon A Time In Hollywood) dirigida por Quentin Tarantino

En ‘Érase una vez en Hollywood‘, Quentin Tarantino continúa evolucionando y sorprendiendo al espectador. Mientras mantiene todos los sellos de identidad de sus películas – una historia original, personajes frescos, presentada con su brillante técnica – su noveno largometraje abre nuevas puertas para el cineasta de Knoxville. Es una historia de personajes, que trata conflictos sobre expectativas frustradas que todos nos encontramos inevitablemente cuando envejecemos. En Hollywood esta cuestión es particularmente dramática, dándose el éxito y el fracaso a diario. En ‘Érase una vez en Hollywood’ encontramos eso de forma literal y figurada.

Uniendo a dos de las mayores estrellas del cine en su primer trabajo juntos y recreando por completo una era perdida, la película es gran cine hecho para la gran pantalla. Una verdadera historia original en medio de un panorama de secuelas y superhéroes.

Centrada en 1969, Tarantino recrea el tiempo y espacio de sus años de formación, cuando todo – los Estados Unidos, la ciudad de Los Ángeles, el mundo de estrellas de Hollywood e incluso las propias películas – está en un punto de inflexión y nadie sabía cómo encajaría el rompecabezas. Todo esto no es completamente ajeno a los cambios que azotan Hollywood hoy en día.

En el centro de ‘Érase una vez en Hollywood‘ está Rick Dalton, interpretado por Leonardo DiCaprio. Rick había sido la estrella de Bounty Law, una serie televisiva de éxito de los años 50 y 60, pero su profética transición al estrellato del cine nunca se materializó. Ahora, a medida que Hollywood avanza hacia una estética hippie, Rick está preocupado al ver que su momento ha pasado y se pregunta si todavía tendrá alguna oportunidad. “Rick Dalton es un producto de los años 50, un héroe de tupé, pero estamos en una nueva era y su tren ha pasado de largo” dice DiCaprio. “Al trabajar con Quentin vimos la historia de Rick Dalton como un viaje con una tremenda falta de seguridad en sí mismo, su incapacidad de agradecer la posición en la que está y lo que ya tiene. Ansía constantemente algo más”.

Al lado de Rick encontramos a Cliff Booth, un antiguo héroe de guerra y ahora el doble de acción de Rick, interpretado por Brad Pitt. A medida que sus carreras evolucionan y las dificultades aumentan, la constante ha sido tenerse el uno al otro. Cliff ha demostrado su lealtad a Rick de forma reiterada, y viceversa, son la única verdadera familia que tienen. “Nuestros personajes están basados en la relación actor-doble. Pasar carreras enteras juntos era algo mucho más normal en aquella época” dice Pitt. “Hablamos sobre Steve McQueen y Bud Ekins, que formaron un gran equipo en ‘La Gran Evasión‘ (1963), y hablamos sobre Burt Reynolds y Hal Needham. De hecho, pudimos incluso hablar con Burt, lo que fue una maravilla. Simplemente había una conexión mayor entre actor y doble de acción. Hoy en día todo es más transitorio. Cliff y Rick realmente cuentan el uno con el otro.

Uniéndose a Leonardo DiCaprio y Brad Pitt podemos encontrar en ‘Érase una vez en Hollywood’ una mezcla de personajes reales y de ficción interpretados por algunos de los actores más aclamados hoy en día: Al Pacino es Marvin Schwarzs, un agente jubilado que alaba las virtudes de los westerns italianos, Kurt Russell es Randy, un coordinador de dobles, Dakota Fanning es Squeaky, un miembro de la familia Manson, y Margot Robbie es Sharon Tate, la ingenua vecina de Rick. Sharon está casada con Roman Polanski, cuya película ‘La Semilla del Diablo‘ le ha convertido en el director de moda en la ciudad. Están en todas las fiestas y viven por todo lo alto. “Rick Dalton es vecino de Roman y Sharon, aunque están a otro nivel. El verdadero círculo íntimo de Hollywood y todo el glamour que conlleva, son todo cosas que piensa que quiere. Está tan cerca y tan lejos al mismo tiempo” dice Robbie.

Para Tarantino, esta selección de personajes para ‘Érase una vez en Hollywood‘ no solo eran fascinantes por sí mismos, también le parecían interesantes porque representan las tres clases de Hollywood. “En esta ciudad pueden vivir personas así, una al lado de la otra” dice Tarantino. “Me interesaba la idea de explorar este tiempo, esa era en Los Ángeles y en Hollywood, con todos estos estratos sociales”.

Brad Pitt y Leonardo DiCaprio en Érase una vez en Hollywood
Brad Pitt y Leonardo DiCaprio en una escena de «Érase una vez en Hollywood». Fuente Sony Pictures

Es un ambiente que tiene relevancia personal para Tarantino. “Esta película es en parte una pieza de memoria” comenta. “Yo viví en Los Ángeles County, en Alhambra, en 1969. Recuerdo lo que había en el cine y televisión, a nivel local y nacional. Me acuerdo de que Seymour era el presentador de las películas de miedo en aquella época. Me acuerdo de la emisora de radio KHJ sonando todo el rato. Me acuerdo de cómo escuchaba la gente la radio en el coche, no tenías que sintonizar y buscar una canción u otra, solo podías escuchar una emisora, se escuchaba a todo trapo y no bajabas el volumen cuando ponían anuncios, simplemente hablabas más alto. Parte de la diversión ha sido tener que estrujarme el cerebro, rebuscar en mi memoria y recordar cómo era todo”.

Esta es una película única dentro de la filmografía de Quentin Tarantino, y es la más emotiva. De alguna forma mira al pasado, a lo que le ha influido y a las películas que ama, al periodo en el que creció y lo que le hizo quien es. Es una carta de amor a un Hollywood que ya no existe con un guion conmovedor, divertido y emocionante. Aun así, sigue siendo una tierna historia sobre amistad.

“Quiero que sean tres días en las vidas de estos personajes mientras se mueven por Los Ángeles, y la historia se va desarrollando cada día hasta que llega un momento crítico”. Quentin Tarantino.

Parte de lo que hace a la película tan especial es ver a Leo y Brad trabajar juntos. Los dos bordan estos personajes, trayéndolos a la vida de forma que te hace pensar que son familia. Películas sobre vínculos así, y la oportunidad de un reparto del tipo ‘Dos Hombres y un Destino’, son raras en el sistema moderno.

Ya que la película evoluciona hasta un clímax, los cineastas piden respetuosamente a los medios que hayan visto la película que por favor eviten revelar detalles específicos, en particular el final de la historia, ya que podría arruinar la experiencia de la audiencia cuando la película se estrene. No seremos desde la web los que desvelemos tan apoteósico final, inesperado y rodado con una brillantez técnica impecable.

Fuente: Sony Pictures
Previous Longa Noite del gallego Eloy Enciso compite en Locarno
Next Espectacular montaje con las secuencias de acción del MCU

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *