El camino: ¿Una película fallida de Breaking Bad?


El Camino: Una película de Breaking Bad dirigida por Vince Gilligan

El Camino: Una película de Breaking Bad‘ es la historia de una huida que construye su senda mirando hacia un pasado traumático. Walter White (Bryan Cranston) ha muerto. Y con él, la serie que elevó a Vince Gilligan a los altares de la ficción televisiva. Larga vida, entonces, a Jesse Pinkman (Aaron Paul).

El filme trabaja con la nostalgia, algunos la tacharán de autocomplaciente, para traer de vuelta a un amplio catálogo de personajes procedentes del universo “Breaking Bad”: Skinny (Charles Baker), Badger (Matt L. Jones), Todd (Jesse Plemons), Mike (Jonathan Banks), Ed (Robert Forster), etc. Es por ello que los flashbacks son constantes en un relato que encuentra su camino hacia adelante con la ayuda de lo que deja atrás. Gilligan vuelve a habitar los espacios y los tiempos que dejó inconclusos a lo largo de su serie con el fin de posibilitar la redención de Pinkman, quien encuentra un atisbo de luz al final de su tortuoso camino: Alaska, tierra de segundas oportunidades, como bien le señala Mike al principio de la película.

Aaron Paul en El camino: Una película de Breaking Bad
Aaron Paul en «El camino: Una película de Breaking Bad» dirigida por Vince Gilligan. Fuente: Netflix

Gilligan cambia el rol de showrunner por el de director de cine. Por momentos, la narración desaparece en busca de un tono más sosegado que el que presentaba en el contexto del cual parte. La persona que busque en este inusual thriller una continuación que mantenga la tensión y los dispositivos narrativos que clausuraron la serie acabará llevándose una decepción.

Así pues, podemos decir que “El camino” recupera el universo de “Breaking Bad” (personajes y lugares comunes, guiños que reconocerán los fans) pero no sus ritmos, que en el caso del filme estiran las secuencias y las inscriben en una nueva temporalidad. Tampoco sus diálogos: secos, áridos, contaminados por el silencio. En este sentido, “El Camino” no es un epílogo serial, sino fílmico. No es un capítulo de dos horas, sino “Una película de Breaking Bad”.

Artículo anterior Seminci 2019: mucho cine europeo y jóvenes directoras
Próximo artículo Películas que reinventan la femme fatale

Sin comentarios

Déjanos tu opinión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *