The Farewell, una divertida reflexión sobre la familia


The Farewell dirigida por Lulu Wang

Con ‘The Farewell‘, la escritora y directora Lulu Wang crea una experiencia sorprendentemente vivida de la familia, invitando al público a su rico mundo con una astuta premisa cómica. En el núcleo de la historia está una pregunta simple, pero seductora: ¿está bien falsear la verdad con los seres queridos? En el caso de Billi, interpretada por la rapera y estrella emergente Awkwafina en su papel más serio y complejo hasta la fecha, su mundo se trastorna cuando le piden que mantenga una gran mentira sobre la inminente muerte de su querida abuela. A través de estas complejas circunstancias, Billi descubre las formas sutiles en que las familias se relacionan y como nos conforman.

Todo comienza cuando Billi, una aspirante a artista de Nueva York que apenas conoce su China natal se une a sus padres y parientes de todo el mundo en un viaje para presentar sus últimos respetos a la matriarca de la familia. Aunque en secreto han descubierto por los médicos que a su Nai Nai (“abuela” en mandarín) le quedan pocos meses de vida. Nai Nai ella misma no sabe nada de su destino, y la familia decide dejarlo así. En lugar de contárselo, fingen que todo está perfectamente y se reúnen todos para una alegre, aunque repentina, boda, pero ciertamente no para una despedida.

Para Billi, quien ha crecido con la cultura e independencia estadounidense, todo el plan le parece potencialmente poco ético y definitivamente nada sensible. Así que se encuentra abandonando Nueva York en el peor momento posible porque necesita ver a Nai Nai por última vez, solo para encontrarse con la prohibición de mencionar la razón de su súbita visita. Los torpes intentos de Billi por mantener el engaño, mientras navega por el salto cultural y generacional, conducen a cómicos momentos que explotan como el champán. Pero fluyendo por debajo de su capa superficial, ‘The Farewell‘ lleva una carga más profunda. Dentro del entretenido viaje de Billi hay un retrato bien calibrado de lo que esconden y muestran las familias, lo que nos vemos obligados a soportar y recibir.

La mentira original

Como Lulu Wang advierte abiertamente al comienzo de su película, ‘The Farewell’ se basa en una mentira real, una de la que la escritora y directora fue partícipe.

Todo se desarrolló en 2013, mientras Wang estaba en las primeras etapas de editar su primer largometraje, la comedia sobre el mundo del arte ‘Posthumous’. En medio de lo que es uno de los más estresantes y desalentadores momentos de la carrera de un cineasta novel, de repente se enteró de que su propia Nai Nai, muy lejos en Changchun, China, se le había diagnosticado un estado terminal. Naturalmente, la primera reacción de Wang fue instintivamente viajar hacia allí. Pero cuando Wang descubrió que su tía abuela (quien había recibido en primer lugar el diagnóstico de su hermana) y sus padres habían decidido no decirle la verdad a Nai Nai, y, lo que es más preocupante, que esperaban que ella hiciera lo mismo, las cosas se complicaron.

Awkwafina y Zhao Shuzhen en The Farewell
Awkwafina y Zhao Shuzhen en una escena de «The Farewell».

Lulu Wang entendía que su familia creyera que enviar a Nai Nai una ola de felicidad, rodeada de optimismo en familia y ocultarle las noticias era algo tierno. Pero ella no estaba totalmente convencida. ¿Era realmente más compasivo mantener a una mujer tan fuerte e inteligente en la ignorancia? ¿No era la sinceridad lo más importante en las relaciones? ¿No tenemos todos el derecho inalienable de morir y despedirnos a nuestra manera? Y, de todos modos, ¿cómo iba esto a funcionar? ¿Cómo demonios se suponía que debía Wang mantener una fachada feliz y optimista cuando te enfrentas cara a cara con una mujer que amas y que no quieres perder desesperadamente?

Todo parecía muy inestable. Sin embargo, para mantener la paz familiar, Wang acordó tratar de mantener la pretensión, guardándose sus dudas hasta llegar a China. Lo que sucedió después estaba tan lleno de desconcierto y hermosos giros, que Wang recogió las semillas del que sería su segundo largometraje: historias que mezclan el sufrimiento y lo absurdo.

Estar en China parecía como un regreso a casa de alguna manera, pero también estaba lleno de revelaciones más inquietantes: que la China que había conservado en su memoria ya no existía, y que ahora era una extraña, tan culturalmente americana, que no podía encajar completamente. Todos estos sentimientos volvieron a golpearle cuando Wang hizo el viaje para visitar a Nai Nai. No solo estaba atrapada entre múltiples versiones de la verdad y múltiples versiones de sí misma, se sintió atrapada entre las creencias tradicionales chinas y los racionalistas modernos occidentales. Si bien estas tensiones eran difíciles y le producían ansiedad como miembro de la familia, le nutrían como cineasta.

Awkwafina se pone seria en The Farewell

De vez en cuando, se produce una unión inexplicable entre un personaje y un actor que difumina la línea entre la vida real y la de la pantalla. Eso fue lo que sucedió en el momento en que Awkwafina asumió el papel de Billi. Ampliamente conocida como sensación del rap underground, Awkwafina estalló de repente como estrella de cine en 2018 con papeles carismáticos en ‘Ocean’s 8‘ y ‘Crazy rich asians‘. Aun así, ella nunca había interpretado un papel melodramático. Su personaje público tenía una arrogancia que era bastante diferente del comportamiento más introspectivo de Billi. Sin embargo, Awkwafina parecía conocer el personaje desde siempre y pudo deslizarse directamente en la distintiva mezcla de autoconfianza y ansiedad nerviosa desde el principio.

Había algunos paralelismos claros. Nora Lum, su auténtico nombre, nació en Queens, y fue criada principalmente por su querida abuela, después del fallecimiento de su madre cuando ella tenía cuatro años. Tenía pues una comprensión innata de la experiencia de Billi como china estadounidense y de su amor por su Nai Nai. Para Wang tan pronto como vió a Awkwafina en pantalla (lo que sucedió mucho antes de que estallara su carrera cinematográfica), no había duda, el papel debía ser suyo.

Fuente: Vértigo Films
Artículo anterior Crítica: Fourteen
Próximo artículo Dan Sallitt: "Con más dinero hubiera hecho la misma película"

Sin comentarios

Déjanos tu opinión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *