Crítica: The Souvenir


The Souvenir, dirigida por Joanna Hogg

Si Joanna Hogg demuestra algo con ‘The Souvenir‘ es que va sobrada de confianza, de personalidad y de «verdad», si es que colocarle esa etiqueta de cine realista o naturalista puede llegar a significar algo. Siguiendo a una joven estudiante de una escuela de cine, la británica plantea el estudio de una relación romántica tan autodestructiva como verosímil en su desarrollo.

Tocando en las reflexiones, que proporciona mediante los diálogos, temas como el acto de la creación en sí mismo o la determinación necesaria en la ambición artística, Joanna Hogg crea un universo de suma elegancia narrativa y visual donde te invita a sumergirte por completo en la exploración interna de su protagonista, la singularidad de la propia cinta y en el reflejo tóxico, problemático y sincero de la adicción como bomba de relojería siempre dispuesta a estallar.

The Souvenir, dirigida por Joanna Hogg
Escena de «The Souvenir», escrita y dirigida por Joanna Hogg. Fuente: A24

Pero si algo convierte ese disperso pero efectivo discurso de ‘The Souvenir‘ en algo más que notable es su protagonista, Honor Swinton Byrne, que saca a relucir un encanto tan natural como apabullante. Un descubrimiento que parece sacado de una mezcla equilibrada entre la sencillez y elegancia de Claire Foy, la sobriedad de Vicky Krieps y (quizás ayudado por las propias similitudes de esta cinta con su obra) esa frescura de Greta Gerwig en ‘Frances Ha‘. Con una secuela ya en preparación, quizá lo nuevo de Joanna Hogg sea esa obra de culto que acabe quedándose en la memoria del espectador.

A pesar del premio del jurado que obtuvo en el Festival de Sundance del año pasado y la buena acogida por parte de público y crítica en la última edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla, ‘The Souvenir‘ se estrenará en plataformas digitales sin pasar por la cartelera. Una lástima que ninguna distribuidora española haya apostado por el brillante trabajo de la británica Joanna Hogg.

Artículo anterior Verano del 85 de François Ozon: primeras y excelentes críticas
Próximo artículo Adam, otra joya del cine marroquí dirigida por mujeres

Sin comentarios

Déjanos tu opinión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *