La semejanza entre los 7 de Chicago y la era Trump


El juicio de los 7 de Chicago, escrito y dirigido por Aaron Sorkin

El juicio de los 7 de Chicago‘, segunda película dirigida por Aaron Sorkin después de ‘Molly’s Game‘ (2017) llega a Netflix tras comprar sus derechos por 56 millones de dólares a Paramount. La película, basada en hechos reales, recrea lo que pretendía ser una protesta pacífica en la Convención Nacional Democrática de 1968, que acabó convirtiéndose en un violento enfrentamiento con la policía y la Guardia Nacional. Los organizadores de la protesta, incluyendo a Abbie Hoffman, Jerry Rubin, Tom Hayden y Bobby Seale fueron acusados de conspiración por incitar a un motín y el juicio que siguió se convirtió en uno de los más populares de la historia estadounidense.

‘El juicio de los 7 de Chicago’ comenzó hace casi 13 años cuando el guionista y director Aaron Sorkin fue invitado a la casa de Steven Spielberg para discutir un proyecto que el legendario director tenía en mente para que Sorkin lo escribiera. «Steven me dijo que realmente quería hacer una película sobre este loco juicio por conspiración que ocurrió en Chicago en 1969, y yo dije, ‘Wow, he querido escribir una película sobre este juicio durante mucho tiempo. Cuenta conmigo», recuerda Sorkin. «Tan pronto como me subí a mi coche llamé a mi padre y le dije: ‘Papá, ¿hubo un loco juicio por conspiración que ocurrió en Chicago en 1969?’ No sabía nada al respecto».

El juicio, las manifestaciones y la historia de dos hermanos

Después de que el padre de Sorkin le explicara a su hijo lo básico, el guionista ganador de un Oscar por ‘La red social‘ profundizó en la investigación. «Cuando empecé, tenía la transcripción del juicio, media docena de libros sobre el motín y el juicio, y un testigo ocular: Tom Hayden. Fue a través de Tom que me di cuenta de la fricción que existía entre él y Abbie. Pero con toda esta información, todavía no sabía cómo hacer mucho más que una Wikipedia dramatizada. Sorkin entonces llamó a un amigo para pedirle consejo. Le envió un borrador al director Paul Greengrass, quien le pidió a Sorkin que lo visitara en Londres y discutieran el guion durante la cena.

«Había estado trabajando en el guion durante dos años en ese momento, pero era la primera vez que alguien me pedía que le contara la historia. Hablé sobre el motín y el juicio que siguió y dije: «En medio de esto estaban estos dos tipos – hermanos separados al nacer – que no se soportaban a pesar de que tenían los mismos objetivos, pero al final llegaron a respetarse». Paul dijo, ‘Escribe sobre los hermanos’. Fue entonces cuando las cosas empezaron a organizarse en mi cabeza.» Sorkin centró su guion en contar tres historias a la vez: el drama del juicio; la evolución del motín y las formas en que una manifestación pacífica puede convertirse rápidamente en violenta; y la historia de Tom Hayden (Eddie Redmayne) y Abbie Hoffman (Sacha Baron Cohen), dos hombres ideológicamente muy diferentes, pero unidos para siempre por sus objetivos y las experiencias que compartieron en 1968 y 1969.

El juicio de los 7 de Chicago, dirigida por Aaron Sorkin
Aaron Sorkin durante el rodaje de «El juicio de los 7 de Chicago».

En 2007, Sorkin entregó un borrador del guion a Spielberg y DreamWorks. Pero el proyecto inmediatamente se topó con un obstáculo. «Al día siguiente el Gremio de Escritores se puso en huelga. Para cuando todos regresaron, tanto Steven como yo teníamos otros compromisos que atender.»

El objetivo de contar la historia de los 7 de Chicago no era contar de forma simple y precisa los eventos que ocurrieron hace 50 años. «No es un documental, no tiene la intención de ser periodismo», explica Sorkin. Tan sorprendentemente similares como 1968 y 2016 parecían en ese momento, sin embargo, los paralelismos no tenían nada que ver con lo que traería el verano de 2020. Mientras el movimiento Black Lives Matter y las protestas contra la brutalidad policial continúan, la nación se prepara para unas elecciones cruciales, sería fácil pensar que el guion cambió para reflejar los tiempos.

«El guion no cambió para reflejar los tiempos, los tiempos cambiaron para reflejar el guion«, dice Sorkin. «Hace cuatro años, el candidato republicano a la presidencia comenzó a provocar a las multitudes animándolas acerca de ‘los viejos tiempos’ cuando solían llevarse a los manifestantes en camilla. America, Love It or Leave It fue un eslogan que volvió a estar de moda. Y así como Fred Hampton fue asesinado por la policía en medio del juicio, George Floyd, Rayshard Brooks, Breonna Taylor, y un sinnúmero de otros son asesinados trágicamente de manera similar. De repente los manifestantes se encuentran con gas lacrimógeno, motines y tropas federales. Viendo las imágenes de los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía todas las noches, parece exactamente igual que en 1968. Incluso la lucha interna entre las alas más moderadas y progresistas del Partido Demócrata parecen reflejar la fricción entre Tom y Abbie». La historia, como dicen, tiene una tendencia a repetirse. A menos, por supuesto, que aprendamos de ella contando sus historias más destacadas.

El juicio de los 7 de Chicago‘ comienza con una introducción que muestra a una nación que se descarrila antes de presentar a ocho activistas contra la guerra mientras se preparan para realizar manifestaciones en Chicago. La historia se remonta a 1969 cuando John Mitchell, el Fiscal General del recién elegido presidente Richard Nixon, escoge al joven abogado Richard Schultz para dirigir un caso contra los activistas. El presidente de los Panteras Negras, Bobby Seale, que se limitó a pronunciar un discurso durante las manifestaciones, se añade a la lista de acusados por conspiración y por cruzar las líneas estatales para incitar a un motín, cargos que le podrían llevar a 10 años de prisión.

Fuente: Netflix
Artículo anterior Crítica: Explota explota
Próximo artículo Crítica: Los conductos

Sin comentarios

Déjanos tu opinión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *