Un bonito vals por la historia del cine


Vals de cine, video montaje realizado por el iraní Shahin Sepehri

¿Cuántas películas se habrán podido realizar en 125 años de historia del cine? Difícil echar la cuenta. Sin embargo, si pensamos en películas que nos han gustado mucho y que de algún modo nos han marcado, ya es diferente. Algo así le debe haber pasado al joven iraní, Shahin Sepehri, cuando decidió realizar un video montaje animado que rinde homenaje a la historia del cine. En apenas un minuto de duración el video recoge escenas de algunos de los títulos más célebres del cine al ritmo de un vals, pero no uno cualquiera, sino un «Vals con el cine».

«Vals con el cine» es una delicia para los cinéfilos. En el video se recrean películas de diferentes épocas y géneros, algunas películas de culto y obras maestras del cine. En la animación no podían faltar ‘Nosferatu’, ‘Los 4oo golpes’, ‘Titanic’, ‘El caballero oscuro’, ‘La semilla del diablo‘, ‘La profesora de piano’, ‘Cisne negro‘ o ‘La La Land‘. Eso sí, no hay ninguna película española ni iberoamericana.

Shahin Sepehri, de 26 años, se mostró sorprendido de que su video hubiera trascendido de su perfil de Instagram. “Lo publiqué sin ninguna intención, simplemente la de homenajear este arte”, contó recientemente a la web Verne. El joven, estudiante de cine en la Universidad de Teherán, ya había realizado otros videos parecidos sobre el cine iraní y sobre uno de sus directores favoritos, Abbas Kiarostami.

«Vals con el cine» muestra distintas escenas de películas en las que se mantiene el escenario real, pero donde los protagonistas son personajes animados sin rostro, lo cual no es impedimento para poder identificar cada película. “Me gusta ese toque minimalista de emplear poco trazo y también me apetecía proponer ese juego de adivinar películas, por eso tampoco pongo el título de cada una”, afirma Sepehri.

¿Cuántas películas reconoces? Seguro que casi todas. Anímate y cuéntanoslo a través de los comentarios ¡Que disfruten!

Artículo anterior Las partidas de póker en Molly's Game
Próximo artículo Ya no estoy aquí, una reflexión sobre la identidad a ritmo de cumbia rebajada

Todavía sin comentarios

Déjanos tu opinión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *