Crítica: El agente topo

Nominado a mejor largometraje documental en los Oscars 2021

El agente topo, documental dirigido por Maite Alberdi

Francisca Aguilera, Alexandra Hyland, Tomás Alzamora son algunos nombres que junto a los reconocidos Andrés Wood, Sebastián Lelio y los hermanos Larraín hacen parte de un grupo de cineastas chilenos que han logrado un gran reconocimiento en festivales y han cosechado toda clase de premios. A este grupo se le acaba de sumar Maite Alberdi, directora que ha escrito y dirigido numerosos documentales y que con ‘El agente topo‘ busca quedarse con el premio Oscar a mejor documental.

‘El agente topo’ cuenta la historia de Sergio, un hombre de ochenta años que es contratado por una agencia de detectives, que ha publicado un aviso clasificado en un periódico, para que se infiltre en un asilo con el fin de recopilar información para una clienta quien quiere saber cómo es tratada su madre en el lugar. Sí, como cualquier película de cine negro, de detectives, de ficción, el protagonista tiene un objetivo que debe cumplir y es quien lleva todo el peso de la trama en sus hombros.

Sergio es simpático, entrador, conversador, y poco a poco se va ganando un espacio en el asilo para posteriormente poder ejecutar su misión. Llama la atención por ser la novedad y porque está dispuesto a escuchar y a conversar. Es todo un caballero, el único amigo que han logrado tener como dicen algunas de las residentes del hogar, y uno que otro corazón está dispuesto a romper. Pero también es humilde y responsable con su labor encomendada puesto que debe reportarse diariamente a pesar de que la tecnología no lo ayuda en un comienzo. ¿Es Sergio un actor? ¿Un modelo? ¿Un investigador? ¿Es el mismo?

El agente topo, documental dirigido por Maite Alberdi
Escena de «El agente topo», documental dirigido por Maite Alberdi. Fuente: Bteam Pictures

¿Es una ficción? ¿Es un documental? ¿Es ambos? ‘El agente topo’ es otra muestra de que la frontera entre el documental y la ficción es cada vez más difusa. Aquí todo parece perfectamente planeado dentro de lo planeado, todo parece estar ficcionado desde lo documental, todo parece estar documentado tal cual y como es en la realidad desde la ficción; es, en definitiva, un dispositivo híbrido en pro de una película ¿de espías? Que mezcla lo uno y lo otro, y con la naturalidad y la gracia del protagonista, las formas quedan en un segundo plano.

Pues por medio de este híbrido dispositivo que obliga a observar a un sin número de personas mayores, se muestra la vida que transcurre en un particular e idílico asilo de ancianos donde todos se llevan de lo más bien, donde las enfermeras y funcionarias son de lo más amables, donde son muy pocas las cosas malas y muchas las buenas que ocurren y viven estos ancianos ¿Existirá un hogar de esta clase, donde, aparentemente, todo es color de rosa?

Lo cierto es que esta historia es también un retrato de la soledad de los adultos mayores, muchos de ellos abandonados a su suerte en un hogar por diferentes circunstancias, esperando por una visita, por un saludo, por una llamada de alguno de sus familiares. Con ‘El agente topo’, que ha estado seleccionada en Sundance, San Sebastián, los premios Goya, entre otros, la cineasta chilena reflexiona sobre la tercera edad, la vejez, el abandono, la muerte, la cotidianidad en los últimos años de la vida y la relación con los adultos mayores, e igualmente reflexiona sobre la verdad, lo ficticio y lo real.

Artículo anterior Maria Bakalova, favorita al Oscar a Mejor Actriz Secundaria
Próximo artículo The White Fortress, un coming-of-age con trasfondo social y político

Todavía sin comentarios

Déjanos tu opinión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *