Chadwick Boseman, favorito al Oscar a Mejor Actor Protagonista


Chadwick Boseman, favorito al Oscar 2021 al mejor actor protagonista por La madre del Blues

Segundo domingo de abril, lo que significa que se ha cruzado el indicador del último kilómetro de la carrera al Oscar. A expensas de lo que la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (los BAFTA) decida hoy, las categorías interpretativas de este año son algunas de las más impredecibles de la última década. No hay un quinteto de los cuatro que tenga un ganadora o ganadora fijo como años anteriores, donde casi se grababa el nombre del que ganaba la estatuilla prácticamente antes de final de año. La categoría de Mejor Actor Protagonista es una bastante engañosa porque nada es lo que parece y porque a pesar de que haya una narrativa predominante para que Chadwick Boseman sea el favorito al Oscar, también hay una candidatura tan ganadora como legendaria, dos potenciales ases en la manga y un invitado muy anfitrión.

El nombre propio es Chadwick Boseman, sin lugar a dudas. Su dolorosa pérdida en agosto del año pasado significó un cisma para la industria por las circunstancias de su muerte: combatió en silencio un cáncer colorrectal durante mucho tiempo e incluso grabó películas tratándose de él. Con esta sensación de eternidad, Boseman dejaba para este año dos papeles en películas importantes como ‘Da 5 Bloods’ y ‘La madre del blues’. Es por la segunda por la que Chadwick ha cosechado las mejores críticas de su carrera y ha dejado claro que es el rival a batir de la categoría, ganando 22 premios de la crítica y arrasando en todos los precursores a falta del BAFTA. Su narrativa (actor negro siendo el tercer Oscar póstumo de la historia), su paralelismo con Leeve Green (su personaje en el filme) y su regularidad durante la carrera le señalan como frontrunner. Ni siquiera ser primer nominado parece ser un obstáculo suficiente, pero que la cinta no esté en la categoría de película, ni en guion ni en montaje es cierto que le resta.

¿Qué es lo único que juega en contra de Chadwick Boseman? La respuesta es clara: Anthony Hopkins. El veterano actor británico tiene probablemente la mejor actuación del año en términos objetivos, pero su narrativa es más débil que la de Chadwick. Su enternecedor y galante actuación como un hombre con la mente rota y fraccionada en recuerdos en ‘The Father’ es caviar cinematográfico del bueno, pero su candidatura (en paralelo con la película) lleva dilatando una tracción que parece no llegar nunca. Esta es la sexta nominación de Hopkins, que ya ganó por ese icónico Hannibal Lecter en 1992 y cuya carrera está en un momento excelente, pues esta es su segunda nominación consecutiva tras ‘Los dos papas’ el año pasado. El galés es una leyenda de la industria y no molestaría en absoluto que ganase un segundo Oscar (y menos por semejante papel), pero lo de Chadwick es imposible de obviar. Una victoria en los BAFTA reforzaría sus opciones justo en el momento idóneo.

Nominados a Mejor Actor Protagonista en los Oscars 2021
Nominados a Mejor Actor Protagonista en los Oscars 2021: Chadwick Boseman favorito al Oscar.

En uno año de récord para los Oscars, uno de los hitos que más de soslayo ha pasado es el de que la categoría de Actor Principal ha vuelto a reunir a tres debutantes como nominados: el propio Boseman, Steven Yeun y Riz Ahmed. Este último es el que más cerca se encuentra de la lucha de titanes entre Chadwick y Anthony, pues firmó una muy buen carta de victorias durante el circuito crítico y defendió su nominación con presencia en todos los precursores y con la inclusión de su película, ‘Sound Of Metal’, en la categoría reina de los Oscars. Su actuación orgullosa, frustrante y liberadora es maravillosa al alinearse junto al extraordinario manejo del sonido en el filme. Ahmed es el primer actor musulmán en ser nominado en la categoría y las narrativas sociales hoy día pesan mucho en los Oscars. Esto, junto a la fuerza de la película y su compañero de reparto Paul Raci, le brindan opciones, pero ni su candidatura tiene la fuerza de la de Chadwick ni su papel ha sido tan alabado como el de Hopkins.

No muy lejos de él se encuentra el último de los debutantes, Steven Yeun. Después de crecer con él en la pequeña pantalla durante la última década siendo Glenn en ‘The Walking Dead’, Yeun ha conseguido lo que quizá merecía hace dos años por ‘Burning’, la nominación al Oscar (primera de un asiático-americano en la categoría). Su papel como padre de una familia coreana llegada a Arkansas en ‘Minari’ le brinda su propia narrativa social, pues hace de ese modelo tan admirado en USA del soñador que se labra el éxito desde la nada en la tierra de las oportunidades. Yeun maneja un personaje hermético y testarudo pero muy sacrificado, elementos que lo acercan a lo ‘academy friendly’, y como Youn (su suegra en la ficción), también tiene el precedente ‘Parásitos’ como arma de doble filo. El recorrido de ‘Minari’ desde su victoria en Sundance ha sido genial, pero parece llegar desfondada al final de la carrera. Quizá sea reconocida con algún premio, y ahí Yeun tiene menos posibilidades que su compañera de reparto.

Contemplando todo desde la distancia, como un ‘guest host’ de lujo de la categoría, se encuentra Gary Oldman. Ganador del Oscar por interpretar a Winston Churchill en ‘La hora más oscura’ hace tres años, Oldman regresa al quinteto de Mejor Actor Protagonista con la película que estaba llamada a ser diferencial esta temporada, la ‘Mank’ de David Fincher. Oldman interpreta al bohemio, culto y alcohólico Herman J. Mankiewicz, guionista de la célebre ‘Ciudadano Kane’, lo cual es precisamente uno de los macguffins de la película. ‘Mank’ se evaporó muy pronto y perdió toda tracción ganadora hace varios meses, a pesar de ser la película más nominada con 10 candidaturas. Oldman es un nombre propio en la industria, un ganador del premio y tiene la actuación más ‘Oscar bait’ de todas, pero el fiasco de ‘Mank’ y lo reciente de su primera victoria le relegan a una posición casi de espectador para el 25 de abril. Se antoja una hecatombe que pueda ganar, pero desde luego tiene más cartel que Ahmed o que Yeun.

Hoy con los BAFTA, la carrera termina de perfilarse a cuatro días del cierre de las votaciones de los Oscars. Los SAG la semana pasada confirmaron el favoritismo de Chadwick Boseman en esta categoría, pero Anthony Hopkins juega hoy en casa y su victoria equilibraría más las fuerzas. Riz Ahmed y Steven Yeun son candidaturas expectantes de poder ser ‘dark horses’, aunque hubiesen llegado con más sensación de amenaza de haber cosechado alguna victoria clave en las citas de la industria, y Gary Oldman sabe que va a la fiesta de los Oscars sin presión, pero con la certeza de que ni es un debutante ni tiene una actuación que tenga que vender: él hace de uno de ellos. Dos semanas justas para la gala de los Oscars y para saber quién será el que recoja el testigo de Joaquin Phoenix y donde todo apunta a Chadwick Boseman, favorito al Oscar. La cosa está más emocionante de lo que creen.

Artículo anterior Bong Joon-Ho, el surcoreano que revolucionó Occidente
Próximo artículo Las señoritas de Rochefort, una película hablada, cantada y bailada

Todavía sin comentarios

Déjanos tu opinión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *