Solo ha realizado dos películas, pero la británica Emerald Fennell ya es una de las cineastas más creativas de su generación. No solo dirige, sino que escribe los guiones de sus películas. Por su opera prima, ‘Una joven prometedora‘, ganó el Oscar como guionista. Ahora estrena la inclasificable ‘Saltburn‘, un original thriller erótico protagonizado por Barry Keoghan, quien se convierte en un fascinante personaje caracterizado por su inteligencia, frialdad y amoralidad. Un antihéroe que parece competir con el Ripley de Patricia Highsmith y que, al igual que Tom, se sirve de la mentira, la estafa y del asesinato para lograr sus propósitos.

Si bien, ‘Saltburn’ arranca de manera tibia cuando la acción se centra en la universidad, somos conscientes que al cambiar de escenario, al abrirse las rejas de la mansión que da nombre al filme, Fennell nos va a brindar lo mejor de sí misma. No nos equivocamos. Con una atmósfera asfixiante, casi gótica, nos muestra las excentricidades de una familia aristocrática, cuyo hijo (Jacob Elordi) disfruta de un verano lleno de placeres con sus amigos. Un bon vivant que además es un gran seductor. La viva representación de Eros que atrae casi como un imán a la fatalidad.

Quizás podríamos ver ‘Saltburn’ como una mordaz sátira sobre las miserias de la clase pudiente, pero hay algo, inefable, que eleva la historia para convertirla en un inquietante juego donde nada es lo que parece. Inevitable acordarse de influencias cinematográficas como ‘Lunas de hiel’ de Polanski o ‘Eyes Wide Shut’ de Kubrick. Una película malsana, hedonista y sin límites que nos brinda escenas para el recuerdo, como la de la bañera, nunca vista en el cine, o cuando Oliver Quick abraza a la muerte. También la apoteósica secuencia final al ritmo de Murder On The Dancefloor, que parece sacada del imaginario de Xavier Dolan. Una película que no dejará indiferente a nadie y que hace un poquito mejor el catálogo de Prime Video.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *